El aloe vera es una gran solución

El aloe vera es una gran solución

Remedios caseros para las quemaduras

Con el horno, con agua muy caliente, con aceite, las de la plancha… qué fácil es quemarse en casa. Ahí van unos truquitos caseros para mejorar esa quemadura.

Quemadura
Quemadura | iStock
NovaLife | Madrid
| 30/01/2019

En esto de los trucos caseros para las quemaduras, cada maestrillo tiene su librillo. Pero nosotros te vamos a contar hoy qué hacer en función de con qué te hayas quemado. Toma buena nota:

- Lo primero, sea de lo que sea la quemadura, agua fría. Esto es incluso mejor que el hielo (que nunca se debe aplicar directamente o corres el riesgo de llevarte esa piel ya dañada cuando lo retires). Aguanta la zona quemada debajo del agua fría todo lo que puedas como primer gesto ante una quemadura.

- Uno de los mejores remedios para las quemaduras, sean originadas por plancha, aceite caliente o lo que sea, es el aloe vera. Si tienes una planta en casa, bastará con cortar una rama y aplicártela directamente sobre la piel dañada. Ya verás que te calmará ese ardor inicial al instante. Además, si has cortado ya alguna rama de la planta y la tienes en el frigorífico (con la zona cortada rodeada de papel de aluminio para que se conserve más tiempo), verás que es casi milagroso: a la vez que reduce la inflamación te enfriará la zona. Repite este gesto cuantas veces sea necesario y verás cómo mejora. Si no, puedes ponerte algún producto de aloe pero mira que sea lo más puro posible.

- La miel también ayudará a reducir el ardor inicial y ayudará a sanar la zona.

Bebé que quiere coger la sartén | iStock

- Té negro: contiene ácido tánico que ayuda a calmar el dolor provocado por una quemadura, es un gran calmante. Coloca dos o tres bolsas de té negro frías y húmedas, en la parte quemada y mantenlas fijas con una gasa.

- Avena: tiene propiedades calmantes. Es útil sobre todo cuando la quemadura está sanando pero te pica mucho (porque una quemadura no solo quema sino que te picará horrores). Si quieres evitar ese picor, prueba a poner una taza de avena en el agua del fregadero y deja la zona quemada metida en este mezcla durante 20 minutos.

- Según vaya cicatrizando la herida, prueba a ponerte por las noches aceite de rosa mosqueta. Verás que es mano de santo a la hora de regenerar la piel.

En todo caso, todo lo anterior es aplicable a quemaduras de primer grado. Si ves que la cosa es más grave que una simple quemadura, no lo dudes, al médico.

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo proteger los muebles del jardín en otoño

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.