Si en alguna ocasión la congestión que tienes es tan severa que no puedes respirar con normalidad, entonces sigue los remedios caseros que te mostramos en este vídeotutorial.

Los mocos, esa sustancia pegajosa que se genera en nuestras narices, cumplen una función muy importante, pues protegen los pulmones actuando como barrera frente a toda partícula que pueda entrar en ellos, como polvo, polen o bacterias. Si nuestro cuerpo no generase mocos, estaríamos constantemente expuestos a que estas partículas puedan entrar en los pulmones e infectarlos.

La congestión nasal suele ser provocada por un resfriado común, la gripe o una sinusitis. Esta desaparece al cabo de unos días, pero mientras tanto, la dificultad para respirar y el exceso de mocos que trae consigo es, como poco, molesto. Por ello te explicamos en el tutorial en vídeo varios consejos y remedios caseros que puedes probar para aliviar la congestión nasal, como por ejemplo, alimentos y líquidos que puedes tomar que ayudan a fortalecer el sistema inmunitario.

Aunque suela darnos asco y los despreciemos bastante, tener mocos (mientras no sea en exceso) es una señal de que nuestro cuerpo está funcionando correctamente. Además, también nos dan mucha información según su consistencia, color o espesura. Por ejemplo, cuando presentan un color amarillento, quiere decir que el sistema inmune está siendo atacado por microbios. Cuanto más fuerte sea el ataque de estos, más verdes y sólidos serán los mocos. Y si se presentan blancos, probablemente se trate de una sobre infección. Estas características son muy significativas a la hora de calificar un diagnóstico por parte del médico.

Sigue los consejos porque seguro que notas la diferencia. Puedes seguirlos estés tomando medicamentos o no, ya que es complementario. De todas formas, consulta a tu médico ante cualquier duda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El remedio natural definitivo para aliviar resfriados

Estos ejercicios te ayudan contra las gripes y los resfriados