Novalife » Salud

TAREAS DOMÉSTICAS

La razón por la que nunca más dejarás los platos sucios para fregarlos el día siguiente

Fregar los platos sucios es una de las tareas domésticas rápidas de hacer pero a todos alguna vez nos ha podido la pereza y lo hemos dejado para el día siguiente.

Publicidad

Las tareas domésticas bien podrían considerarse como un segundo trabajo. A pesar de que después de un largo día lleno de obligaciones nos encantaría llegar a casa, quitarnos las zapatillas de la calle y descansar, en numerosas ocasiones es necesario programar alguna lavadora y tender, doblar la ropa, limpiar el baño o planificar menús, entre otras cosas.

Todas las labores domésticas que se te ocurran se hacen mucho más habituales cuando convivimos con mascotas, ya que aunque son excelentes compañeros y siempre nos dan su cariño incondicional, es inevitable encontrar pelos y olores o que traigan tierra, polvo y suciedad general cuando vuelven de la calle.

No cabe ninguna duda de que disfrutar de una casa limpia implica un gran sacrificio diario. Pero si bien existen múltiples formas de administrar nuestro tiempo y trucos para organizar las tareas domésticas, lo cierto es que hay algunos quehaceres que aplazamos para el día siguiente porque aparentemente pueden esperar un día más, pero es un gran error.

Consejos para lavar mejor los platos
Consejos para lavar mejor los platos | iStock

Fregar los platos es la tarea que más se aplaza

Fregar los platos es una de las tareas domésticas más fáciles y rápidas de hacer y, sin embargo, a todos alguna vez nos ha podido la pereza y lo hemos dejado para el día siguiente. En repetidas ocasiones dejamos sartenes, platos y cubiertos en remojo con la idea generalizada de que después la suciedad será mucho más sencilla de eliminar.

Cualquier excusa puede parecer buena cuando se trata de aplazar las pequeñas labores del hogar, pero es un hábito al que estamos acostumbrados y que realmente hace más mal que bien. A grandes rasgos es un error insignificante, pero puede hacer que los gérmenes se propaguen por toda la cocina y que los platos estén mucho más sucios de lo que estaban.

¿Por qué es un error dejar los platos sucios en remojo?

De acuerdo a Barbara Mullan, profesora en la escuela de psicología de la Universidad de Curtin, dejar los platos en remojo en realidad los ensucia más de lo que están. Según sus declaraciones, cuanto más tiempo dejemos la vajilla sin limpiar, más tiempo tendrán los microbios para desarrollarse y crecer en ellos. Si además se queda en remojo con agua tibia, más rápido se puede convertir nuestro fregadero en un hervidero de bacterias.

La profesora dedicó gran parte de su carrera profesional a estudiar los procedimientos seguros de manipulación de alimentos y el comportamiento en la cocina, y no lavar los platos es una de las muchas maneras de propagar gérmenes en nuestra casa. “Si dejas los platos sucios y hay personas, y posiblemente animales, es probable que las bacterias se propaguen. Las bacterias permanecen vivas en las superficies, incluso en las limpias, hasta cuatro días. Es por ello que, en platos que están contaminados con partículas de alimentos, las bacterias pueden permanecer vivas durante mucho tiempo”, explica.

Mando de televisión
Mando de televisión | Getty

Otras tareas que dejamos olvidadas y son caldo de cultivo

En nuestro hogar hay otras tareas que dejamos completamente olvidadas y que no obstante son igual de importantes que cualquier otra. Se trata de objetos o artículos que usamos en nuestro día a día y que pueden convertirse en un riesgo. Por ejemplo, ¿cuándo fue la última vez que limpiaste el mando a distancia de la TV? Es muy probable que hasta ahora no hayas reparado en ello, pero entre todas las veces al día que lo tocamos sumado a que todos los miembros de casa lo utilizan, acumula un gran número de bacterias en su superficie y es necesario desinfectarlo a diario.

Por otro lado, y aunque es cierto que los lavavajillas son un electrodoméstico específicamente diseñado para eliminar la suciedad de los platos, es indispensable realizar una limpieza profunda periódicamente. Dentro del aparato pueden acumularse restos de comida, y dado que las bacterias y los gérmenes son fans de la humedad, no tardarán en propagarse hasta niveles insospechados.

Lo mismo para los interruptores, el cubo de basura o el teclado del ordenador. Cualquier elemento que entre en contacto con nuestras manos o con los demás miembros de la familia, así como restos de comida u otros desperdicios, es necesario echarle el guante si de verdad queremos una casa limpia y libre de gérmenes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Cosas que no sabías que puedes meter en un lavavajillas y deberías

Publicidad