Novalife » Salud

SALUD DENTAL

¿Qué pasta de dientes es la que más te conviene?

Lo mejor a la hora de escoger la pasta de dientes más adecuada para nosotras es consultar directamente al dentista, que nos prescribirá la que mejor se ajusta a nuestras necesidades.

Cepillado de dientes

iStock Cepillado de dientes

Publicidad

Y es que es fundamental tener en cuenta una serie de aspectos a la hora de escoger, conservar y almacenar la pasta de dientes, una pieza clave para disfrutar de una buena higiene bucal y un aliento fresco.

Rica en flúor

El flúor es el componente básico de la pasta de dientes, fundamental para prevenir la caries dental, promover la mineralización y hacer que el esmalte sea más resistente al ácido. Por tanto, cuando escogemos un dentífrico es importante asegurarnos de que su contenido en flúor esté entre 1.000 y 1.450 ppm (partes por millón). Hay que ser precavidas para no escoger pastas que estén ni por debajo –el contenido en flúor no será suficiente para prevenir las caries y garantizar la buena salud dental– ni por encima de esa cifra, pues un exceso de flúor también puede entrañar peligros. Según un estudio realizado por la Facultad de Odontología de la Universidad de Nueva York (NYU), un exceso de este mineral puede causar fluorosis dental, una decoloración de los dientes que causa marcas blancas opacas, líneas o esmalte moteado y poca mineralización.

Y también en xilitol

La pasta de dientes con xilitol también ayuda a prevenir la aparición de caries, puesto que este compuesto ayuda a frenar el crecimiento del Streptococcus Mutans, una bacteria asociada a la caries dental. Es importante leer la composición de nuestro dentífrico para asegurarnos de que lo incluye.

Cuidado con las pastas blanqueadoras

Si tienes los dientes amarillentos, manchados o simplemente deseas aumentar algún tono su blanco, lo mejor es que consultes con tu dentista cuál es la mejor opción, pues existen tratamientos odontológicos destinados a blanquear los dientes que dan muy buenos resultados. Tal vez tu odontólogo te recomiende completar el tratamiento con una pasta blanqueadora, un producto que solo deberías usar bajo prescripción médica y de forma controlada y periódica. Piensa que las pastas blanqueadoras suelen contener sustancias abrasivas que pueden dañar el esmalte, de manera que podría acabar siendo peor el remedio que la enfermedad.

Cepillado de dientes | iStock

Pastas especiales para enfermedades periodontales

Existen pastas dentales antisarro que también deben utilizarse bajo prescripción médica. Es importante tener en cuenta que estas no contribuyen a acabar con el sarro ya solidificado (cosa que requerirá una higiene bucal profunda por parte de un profesional), pero sí pueden prevenir que se forme más, puesto que ayudan a controlar el cúmulo de placa bacteriana y, por tanto, a reducir las posibilidades de su posterior endurecimiento. Las pastas de dientes con clorhexidina, indicadas para personas con enfermedades dentales, también son efectivas, pero su uso está recomendado únicamente bajo prescripción médica.

Para dientes sensibles

Existen dos tipos de pastas para dientes sensibles en el mercado: las que pueden comprarse sin receta y las que requieren de receta médica. Si tienes la dentadura especialmente sensible, lo mejor es que optes por la recomendación profesional, pero si la sensilbilidad es leve siempre puedes probar con las que se adquieren de forma libre, pues suelen funcionar muy bien y ser más que suficientes en casos leves.

No te fíes del aloe vera

No existe evidencia científica de que las pastas de dientes con aloe vera puedan contribuir a reducir la placa. Ocurre a menudo, además, que muchas de las pastas de dientes con aloe vera que se comercializan no contienen flúor, que sí es un mineral fundamental para proteger el esmalte y combatir las caries (aunque su uso no sirva cuando éstas ya se ha formado).

No te aclares con agua

Una vez adquirida la pasta adecuada, es importante cepillar concienzudamente los dientes y, una vez finalizamos, tratar de no aclarar excesivamente la boca con agua, pues esta hará que la pasta haga menos efecto. Lo ideal, de hecho, sería no aclarar hasta pasado un rato, sino simplemente escupir la pasta y dejar que el cepillado acabe de hacer su efecto.

La pasta no lo es todo

La pasta de dientes es solo uno de los elementos que intervienen en el proceso de higiene bucodental. Para garantizar su efectividad, es importante que utilicemos siempre un cepillo de dientes en buen estado, con las cerdas firmes, siempre limpio y correctamente desinfectado. Para ello, asegúrate de cambiarlo periódicamente, de escoger el tipo de cepillo adecuado para tus dientes y de utilizar también un cepillo interdental, hilo dental y enjuague bucal. Además, procura lavar los dientes durante al menos dos minutos después de cada comida.

Publicidad