Novalife » Salud

NUNCA TE LO HABÍAS PLANTEADO

Qué estás haciendo mal a la hora de desayunar​

Si nos sentamos en la mesa a la hora de la cena, ¿por qué no le dedicamos tiempo a la hora del desayuno? Te contamos qué podríamos hacer mejor en la primera comida del día.

Publicidad

Siempre se nos ha inculcado la idea de que el desayuno es la comida más importante del día, que hay que dedicarle tiempo y que es necesario ingerir unos tipos de alimentos determinados. Aun así, podemos cometer muchos errores en las primeras horas de la mañana, ya que tenemos la costumbre de realizar las cosas de una manera específica.

La palabra desayuno se compone de “des” y ”ayuno”, lo que significa romper el ayuno, ya que nos pasamos desde la hora de la cena del día anterior sin ingerir ningún tipo de alimento. Por lo tanto, es el momento en el cual nuestro cuerpo se recarga de energía para poder comenzar una nueva jornada. Aun así, no hay estudios científicos que confirmen que es la comida más importante del día, pero sí que es aconsejable decidir bien qué es lo primero que vamos a comer.

La Fundación Española de la Nutrición realizó un estudio sobre el estado de situación del desayuno en España en el año 2018. Únicamente el 25% de la población española toma un desayuno completo. A su vez, se concluyó que aquellas personas que desayunan por las mañanas tienen un menor índice de grasa corporal, ya que llegan más saciados a la hora del almuerzo. Por ello, te contamos algunos consejos para mejorar nuestros hábitos de la mañana.

No debemos tener prisa

Es necesario que dediquemos al desayuno el tiempo que se merece. Por lo general, estamos acostumbrados a desayunar rápido, ya que no queremos llegar tarde al trabajo y, por ello, comemos lo primero que vemos en la nevera. Este es un hábito que debemos cambiar y pensar bien qué comemos cada día. ¿A que no cenamos todos los días lo mismo? Variar los alimentos en el desayuno también es la mejor opción.

No existe una hora exacta para desayunar

Un mito muy común es el de que rendiremos más si desayunamos antes de empezar el día, ya que tendremos más energía y, por lo tanto, nuestro cerebro permanecerá despierto. La realidad es que no debemos obligarnos a desayunar si no tenemos hambre nada más levantarnos de la cama, al igual que no cenamos si una noche estamos muy cansados. Por ello, no hace falta que este momento sea a primera hora del día, podemos dejar que pase un poco de tiempo antes de sentarnos a desayunar. Aun así, recuerda comer algo antes de media mañana para no llegar muy hambriento a esta hora.

No hay que centrarse en unos alimentos en concreto

La idea de que nuestra primera comida del día conste de cereales, una pieza de fruta y lácteos es simplemente una costumbre mediterránea. En algunos países, como los de América central, a primera hora comen alimentos como las judías. En cambio, en Reino Unido no es motivo de sorpresa cocinar huevos fritos por la mañana. Podemos desayunar lo que queramos, pero es importante comer alimentos saludables y no olvidarnos de realizar algún tipo de ejercicio durante el día.

Nos guste el momento del desayuno o no, la clave de una buena alimentación es comer productos beneficiosos para nuestra salud, evitar los azúcares y practicar deporte asiduamente. Con estos consejos, nuestros hábitos alimenticios, comenzando por la hora del desayuno, mejorarán y aumentará nuestra vitalidad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Así debes recalentar el café para que no pierda el sabor

¿Es mejor practicar deporte por las mañanas o por las tardes?

Publicidad