Novalife » Salud

ANTICONCEPTIVOS Y EFECTOS SECUNDARIOS

Píldora anticonceptiva y trombos, ¿debes preocuparte?

Con el tema de la vacuna de AstraZeneca y los trombos se ha empezado a hablar también de la posible relación de trombos y anticonceptivos. ¿Debes preocuparte si los tomas?

Publicidad

A los pocos días de la paralización de la vacuna de AstraZeneca por la aparición de trombos en algunas personas que recibieron la vacuna (conviene decir aquí que hay que distinguir entre casualidad y causalidad), se empezaron a publicar noticias sobre la relación entre trombos y la toma de anticonceptivos. ¿Realmente la toma de la píldora supone un aumento en las posibilidades de tener un trombo? Hemos hablado con la Dra. Amparo Santamaría, directora de la unidad de Hematología, Oncología y Trombosis – Blood Cell Barcelona Hematology Institute, en el Hospital Universitario Quiron Dexeus, y miembro de Top Doctors y esto es lo que nos ha contado.

¿Qué riesgo real hay de que la píldora propicie trombos?

“Las píldoras anticonceptivas, sobre todo las combinadas (es decir, que llevan varios tipos de hormonas) y otras formas de anticoncepción combinada, como los anillos vaginales, se asocian, según la OMS, a un riesgo bajo de trombosis, teniendo en cuenta los millones de usuarios. El riesgo en general es de una incidencia aproximada de entre 2 a 11 mujeres por 10.000 mujeres / año, dependiendo del tipo de hormonas, dosis y combinación de hormonas. Y aunque el riesgo absoluto es bajo, se sabe que al menos 1 de 100.000 mujeres tienen riesgo de presentar una trombosis pulmonar que, aunque raro, puede ser mortal o dejar secuelas. Es importante decir que las trombosis, en su mayoría, se suelen presentar durante el primer año que se utilizan”, aclara Santamaría.

Píldora | iStock

¿Existen factores de riesgo para que se presente una trombosis?

“Existen varios factores de riesgo que aumentan la posibilidad de trombosis, como es la trombofilia, conocida como la mutación factor V Leiden, que aumenta hasta 34 veces el riesgo de trombosis y, por ejemplo, la mutación de la protrombina, que asocia a más de 100 veces más riesgo de trombosis venosa cerebral. Además, existen otras trombofilias que asocian déficit de factores de la coagulación o, por ejemplo, enfermedades autoinmunes como lupus u otras como el síndrome antifosfolipidico se asocian a un mayor riesgo de trombosis venosa”.

Ojo, porque los kilos de más pueden ser peligrosos en este caso. “En cuanto a la obesidad, es de por sí un factor de riesgo de trombosis, si se asocia el uso de anticonceptivos orales, y se considera que es un factor de alto riesgo de trombosis venosa cerebral (hasta 30 veces más riesgo que mujeres no obesas). En cuanto a las fumadoras, se estima un fallecimiento al año por cada 100.000 mujeres menores de 35 años y 1 de cada 10.000 en mayores de 35 años. Ello es debido a que la mortalidad cardiovascular asociada a fumadoras resultó mayor que la asociada al uso de anticonceptivos a cualquier edad”.

La doctora continúa: “Otro factor de riesgo importante es la historia familiar de trombosis venosa en familiares como padres o hijos, siendo menor si es por parte de abuelos o tíos, ya que la historia familiar de trombosis implica que puede haber factores de riesgo genéticos no conocidos que aumenten el riesgo de trombosis”.

Publicidad