Hablamos con la ginecóloga Miriam Al Adib Mendiri, quien nos cuenta las 8 consultas más comunes que las mujeres le hacen en su consulta.

- Cambios en el sangrado: “Bien por exceso o bien por defecto. Lo más importante es conocer el por qué de esa alteración (si se debe al estrés, a una patología hormonal, por pólipos en el útero..) para abordar así la causa. Además, en el caso de exceso de pérdida es necesario saber si está produciendo déficit de hierro y anemia”.

- Dolor con la regla o dismenorrea: “Se considera primaria cuando no se encuentra el origen y secundaria cuando se debe a alguna enfermedad, como por ejemplo, la endometriosis”.

- Picor en los genitales, conocido como prurito vulvovaginal: “Puede ser secundario a una reacción inflamatoria (alergias, enfermedades dermatológicas) o debido a infecciones. Las más frecuentes son la vaginosis bacteriana y la candidiasis”.

- Síndrome premenstrual: es el conjunto de síntomas que se repiten de forma cíclica desde la ovulación hasta la regla, sin encontrar ninguna causa que lo justifique. “Va desde síntomas físicos como la hinchazón, la tensión mamaria, el dolor hasta síntomas psicoafectivos (depresión, ansiedad, irritabilidad..”, comenta.

Ginecóloga | iStock

- Alteraciones en el flujo: “En la edad fértil hay mujeres que tienen un flujo demasiado abundante, de color amarillo-verdoso y con mal olor. Hay que valorar si hay otros síntomas como el escozor y descartar infecciones y desequilibrios en la flora vaginal. En épocas de lactancia o cuando llega la menopausia hay muchas mujeres que se quejan de sequedad vaginal, que en ocasiones puede requerir hidratación”.

- Aparición de bultos en las mamas: si esto te sucede, tranquila, los bultos pueden ser benignos o malignos. “Lo importante es que la paciente se realice auto exploraciones después de la regla ya que justo antes de la misma aumenta la densidad mamaria y esto puede llevar a error”, explica. Y por supuesto, si notas cualquier bulto, ir a consulta.

- Dolor en la penetración: también son muy comunes las consultas relativas a las relaciones sexuales. “En este caso, el dolor puede deberse a una enfermedad ginecológica (como la endometriosis) o si no hay causa ginecológica habría que descartar un posible vaginismo (la imposibilidad de la penetración porque se contraen, de forma involuntaria, los músculos que rodean la vagina. Este problema puede ser tratado con fisioterapia de suelo pélvico. También a través de la psicoterapia, hay que ver cada caso individual”.

- Síndrome climatérico en la perimenopausia: “Antes de llegar a la menopausia hay mujeres que experimentan alteraciones en el patrón de sangrado, sofocos, sequedad vaginal, irritabilidad.. Incluso durante años antes de la misma. La menopausia y la perimenopausia en sí mismas no son una enfermedad sino etapas, es cierto que en ocasiones pueden llevar síntomas desagradables que deben ser tratados”, finaliza la doctora.