Novalife » Salud

PSICOLOGÍA

Ocho preguntas para saber si eres dependiente emocional

Estar enganchado a cualquier persona, ya sea tu pareja, tus padres, o tu mejor amiga, puede llegar a hacer que vivas tu vida a través de ellos. ¿Alguna vez te has planteado si eres una persona dependiente?

Publicidad

Es imposible sustituir una consulta con una profesional de la sexología, psicología o terapeuta, por un autodiagnóstico a través de unas respuestas que tú mismo/a te das a las preguntas de un artículo. Es por ello que te invitamos a que las cuestiones que vas a leer a continuación te lleven más bien a la reflexión, con la intención de ver en qué lugar estás ahora.

Te pueden llegar a dar alguna pista sobre tu tendencia hacia la dependencia emocional, pero no son un sustituto de un tratamiento. Sabiendo esto, te dejamos 8 preguntas para que reflexiones la respuesta de cada una de ellas. No te quedes con el sí o el no, intenta verte en algún ejemplo que te haya pasado en la vida, con tu pareja, tus padres, o con amigos.

Está claro que si has llegado hasta aquí es porque el tema te preocupa o porque te han hablado de ello, o porque otra persona ya te ha diagnosticado diciéndote que lo eres y ahora lo quieres comprobar. Intenta no verlo a través de sus ojos y reflexionar desde tus propias vivencias.

Preguntas para saber si eres dependiente emocional

1. Cuando estás con la otra persona, ¿te gustaría moldearla a tu antojo?

2. ¿Estás pensando más en cómo te gustaría que fuera que aceptando como es?

3. ¿Lo único que te importa y a lo que le das importancia es a cómo te trata?

4. ¿Le haces responsable de tu felicidad, pena y/o inseguridad?

5. ¿Sientes que no puedes vivir sin esta persona?

6. ¿Cuándo no está te sientes solo/a y vacío/a, cómo si no supieras qué hacer?

7. ¿Eres celoso/a y posesivo/a?

8. ¿Crees que a veces vuelcas tus emociones en la otra persona y esto le puede hacer sentir mal?

¿Qué es la dependencia emocional?

Depende mucho de cada caso, pero en general la dependencia emocional es un patrón en el que la persona de algún modo, consciente o inconscientemente, busca que los demás asuman las responsabilidades que él o ella misma no asume, y esto habitualmente se vive desde el temor a la separación, con dificultades para tomar decisiones solo/as o para expresar el desacuerdo por miedo a la pérdida de apoyo.

Tristeza | iStock

Otro de los factores es el miedo y el sentimiento desamparado cuando están solo/as o el temor de no saber si van a poder cuidar de sí mismo/as o el miedo a que le abandonen y tengan que cuidarse ello/as.

¿Cómo saber si tengo un rasgo elevado de dependencia emocional?

Hay algunas características en las que puedes fijarte para evaluar si estás estableciendo o ya tienes relaciones de dependencia, por ejemplo:

• Priorizar los deseos de la otra persona antes que los tuyos.

• Necesidad de involucrarle en todas las actividades que hagas.

• Pedirle opinión ante cualquier decisión que tengas que tomar.

• Tener miedo constante a perderle o que desaparezca de nuestra vida.

• Sensación de malestar y culpa cuando vamos en su contra.

• Tendencia al aislamiento social.

• Sensación de que la relación es una “montaña rusa” de emociones.

Si crees que cumples muchas de estos rasgos pide ayuda a una profesional de la sexología, psicología o terapeuta, siempre te va a poder ayudar y acompañar en el proceso para identificar de dónde viene y poder trabajar para que vivas tus relaciones desde otro lugar.

Publicidad