Novalife » Salud

Color del flujo

Menstruación oscura, ¿debes preocuparte?

La menstruación de color oscuro puede ser normal, pero hay que tener cuidado no esconda algo más.

Publicidad

Hay momentos en los que no sabemos muy bien qué quiere decir el color de nuestra menstruación y cuando éste es oscuro es uno de ellos. Que el flujo menstrual sea más oscuro no tiene necesariamente por qué ser malo, pero sí que hay que prestar atención a cuándo sucede y si va acompañado de otros síntomas.

El color de la regla varía a lo largo de los días. Seguro que te has fijado que a veces tu flujo es más rojo intenso y otras que pierde esa viveza y se parece más al marrón. Esto es absolutamente normal y saber qué significa es muy importante para aprender sobre nuestra salud general y menstrual en particular.

Es casi como mirar a una bola de cristal y que nos diga la verdad. Como el oráculo de la menstruación, pero mucho más sencillo porque saber qué significa el color de la regla es más fácil de lo que parece.

Qué significa el color de la regla

El rojo intenso es un buen indicador. Quiere decir que tienes una buena salud en general y que nada negativo está repercutiendo a tu salud menstrual. Es habitual que este color intenso comience el segundo día de flujo y se alarge hasta la mitad de tus días de sangrado. No es muy frecuente que sea de este color desde el principio hasta el final.

Rojo claro rosáceo. El flujo menstrual suele adoptar este color cuando se mezcla con otros fluidos corporales como la lubricación vaginal. ¿Cuándo sucede? Los primeros días o los días intermedios sobre todo si ha habido excitación sexual o si hemos tenido relaciones eróticas. Si notas que tu color es así continuamente, que es rosácea durante todos los días, puede significar que tus estrógenos están bajos o tienes algún desequilibrio hormonal. Otro de los motivos por los que sucede esto es que te estás acercando a la menopausia y esa variación y desequilibrio hormonal está haciendo que el color de la menstruación varíe y sea menos intenso.

El rosa muy claro casi blanco indica que tu flujo está muy diluido. Podríamos decir que es un paso más que el anterior. Aquí debes prestar atención a si se repite, ya que si el color de tu regla es blanquecino habitualmente, significa que puedes tener falta de hierro. Una buena alimentación es esencial para tener una buena salud menstrual. Si a pesar de tener una dieta equilibrada persiste este color en tu menstruación, lo mejor es que lo consultes con tu ginecóloga y compruebes que todo está correcto.

¿Alguna vez has visto el color de tu menstruación naranja? Es menos común que hablemos de este color, pero también es posible. La explicación está en que el flujo menstrual se ha mezclado con el flujo cervical. No tienes por qué preocuparte, pero presta atención a las sensaciones que tienes durante tu periodo. Si van acompañadas de ardor, picores o un holor muy fuerte y desagradable, entonces debes acudir a la ginecóloga porque puede que haya una infección y debe ser tratada.

El color grisáceo no es una buena señal. Es un sangrado que se produce cuando tenemos un aborto espontáneo. Si estás embarazada o crees que podrías estarlo acude a tu médico para asegurarte de que todo está bien. En el caso de que el embarazo no sea la causa, hay que averiguar por qué está sucediendo esto ya que es un síntoma de infección y una consecuencia habitual de las infecciones de transmisión sexual. En este caso la visita al médico es obligatoria.

Y si el color de la menstruación es oscuro, ¿qué quiere decir?

A pesar de que la gama cromática de nuestro flujo menstrual es muy amplia, el color oscuro amarronado es el que más nos suele preocupar. Nos parece que no puede ser muy bueno o natural que la regla tenga este color. Sin embargo, en principio, no hay de qué preocuparse. Que nuestro flujo menstrual sea oscuro puede deberse a diversos factores:

Regla | iStock

• Los primeros días de menstruación se eliminan restos del anterior sangrado que al ser más viejos han tomado ese color. Puede ocurrir también en los últimos días. Si no es una gran cantidad no hay un problema de salud.

• Si has comenzado a tomar pastillas anticonceptivas, has cambiado de método anticonceptivo hormonal o has recurrido a la píldora del día después, la menstruación se ve modificada. Al ciclo siguiente debería volver a tomar su color natural, el que tengas habitualmente.

• Al principio del embarazo es común tener un pequeño sangrado y que sea de este color oscuro. Sucede cuando se implanta el embrión en las paredes del útero. Si el sangrado ocurre en una etapa más avanzada del embarazo sí que debe preocuparnos y acudir al médico.

• En el postparto también podemos ver este flujo amarronado. El útero debe volver a su tamaño original y esto puede producir un sangrado. No es menstruación, por eso es oscuro y es totalmente normal que suceda.

• Si estás en una situación con mucho estrés, preocupaciones o en un estado depresivo tu flujo menstrual se alterará y una consecuencia de ello puede ser el cambio de color a este color de sangre oscura. Ocurre porque las paredes del útero son menos gruesas, se retrasa la desescamación de las células y se facilita la oxidación de la sangre.

• Cuando nos acercamos a la menopausia el flujo es irregular y se altera. En estos momentos es muy común y normal que la regla sea discontinua y cambie a un color más oscuro. Podemos tener otras alteraciones hormonales como los problemas de tiroides que se manifiestan de esta misma manera.

• Las infecciónes de transmisión sexual también provocan estos cambios ya que hacen que la sangre se degrade más rápidamente. Suele ir acompañado de mal olor, fiebre o dolor abdominal. En este caso sí que nos debemos preocupar y consultar a la ginecóloga lo antes posible.

• La endometriosis también provoca este tipo de sangrado. Si el sangrado de este color, irregular, suele acompañarse de dolor es preciso realizar un examen médico riguroso ya que puede que detrás haya problemas como la adenomiosis.

Fijarnos en el color y la textura de nuestra regla es muy importante para advertir este tipo de cambios y asegurarnos de que todo está correcto en nuestra salud menstrual. Cuando utilizamos compresas o tampones el color y olor se ven alterados y no es fiable al cien por cien ya que los tóxicos y productos de los que están impregnados alteran su olor y color.

Señales de alerta en tu regla

La duración de los ciclos, la ausencia de sangrado durante algunos de ellos o la abundancia de flujo menstrual son indicadores que nos están queriendo decir algo. Presta atención a cuántas veces cambias tu compresa, cuánto se llena tu copa y cómo es ese flujo. Además, el dolor menstrual, aunque creamos que es normal, no lo es. No es lo mismo las molestias de los primeros días de sangrado a sentir un dolor fuerte. Si esto persiste es que no todo va bien.

La alimentación y llevar una vida sana y equilibrada en todos los aspectos es imprescindible para gozar de una buena salud sexual.

Publicidad