Novalife » Salud

SALUD PODAL

¿Te gusta correr? Mira estos trucos para cuidar tus pies

Con la llegada de la primavera salir a correr se hace más rutinario. Por eso es importante prestarle la atención que se merecen a los pies y es que estos, además de soportar todo el peso del cuerpo también son sometidos a zancadas y todo tipo de pruebas cuando se practica algún deporte. Mimarlos y cuidarlos es sencillo con un par de trucos y tratamientos caseros.

Corredora

iStock Corredora

Publicidad

Si bien acudir a un podólogo siempre es importante cuando se trata de los pies y sus cuidados, también es primordial darles un poco de cariño para que se mantengan fuertes y puedan resistir mejor los largos maratones a los que son sometidos. De esta forma se evitará sufrir de lesiones en el futuro que puedan afectar continuar corriendo a lo largo del tiempo.

Desde llevar las zapatillas adecuadas hasta usar hielo son algunos de los trucos que muchos corredores usan para cuidar sus pies. Esto, sin sustituir el diagnóstico, ni el tratamiento de un podólogo. Recordad que este especialista sabrá aconsejar si el dolor de pie es severo.

BAÑOS DE CONTRASTE PARA EL DOLOR DE PIES:

Es una de las alternativas más usadas para calmar el dolor en los pies. Los baños de contrastes consisten en sumergir una parte del cuerpo en agua caliente y luego en agua fría. Generalmente, se utilizan para rehabilitar lesiones traumáticas o deportivas. Su eficacia radica e la vasodilatación que provoca el calor y la vasoconstricción que provoca el frío, lo que hace que mejore la circulación linfática y sanguínea.

¿CÓMO HACER UN BAÑO DE CONTRASTE?

• Se necesitan dos cubos lo suficientemente grandes como para poder introducir, con facilidad, los pies.

• Es importante mantener las temperaturas del agua. Si es fría, tiene que estar entre los 10 y 20 grados centígrados. El tiempo de permanencia será entre uno y dos minutos.

• Si es caliente, la temperatura estará entre los 38 y 44 grados centígrados. No so preocupéis que en esta franja de temperatura no se producirán quemaduras. En este paso, los pies estarán sumergidos entre cuatro y seis minutos.

• Es importante empezar el baño de contraste siempre por el agua caliente.

• Además, se deben realizar de dos a cuatro cambios entre agua fría y caliente para empezar a notar menos dolor y más calma en los pies.

• Este método, también puede ser usado para otras partes del cuerpo si hay alguna lesión.

HIELO PARA EL DOLOR DE PIES:

Esta es otra de las técnicas que usan muchos corredores para calmar el dolor de pies y es que estos, tienden a recalentarse e hincharse después de cada carrera. Por eso, la terapia de frío es de ayuda y mucho alivio si soléis correr a menudo.

Pies doloridos | iStock

¿CÓMO USAR HIELOS PARA CALMAR EL DOLOR DE PIES?

• Sumergid los pies (siempre y cuando no se tengan problemas vasculares) en un cubo con hielo durante al menos 15 minutos.

• Es importante realizar este procedimiento después de una carrera larga.

• Otra alternativa, para aliviar la inflamación, es levantar las piernas y usar una bolsa de hielo sobre las plantas de los pies.

• Dejadlo durante 15 ó 20 minutos y luego aplicad una crema hidratante.

CREMA HIDRATANTE DE ALOE VERA PARA PIES CANSADOS:

Esta crema casera hidratante es rica en nutrientes. Además, reparadora y mejora el estado de la piel. Lo que es importante cuando se tienen los pies cansados pues con las pisadas fuertes se van creando durezas desagradables que pueden causar dolor.

Ingredientes:

• ½ taza de gel de aloe vera

2 cucharadas de aceite de coco

Preparación y modo de empleo:

• Extraed el gel de aloe vera y mezcladlo en un tazón con un par de cucharadas de aceite de coco.

• Cuando tengáis la mezcla, remojad primero los pies en agua tibia durante 15 minutos. Después, secadlos bien y aplicad el producto con un masaje suave.

• Podéis usar este tratamiento todos los días antes de ir a dormir ya que no necesitas enjuagarlo.

Otras consideraciones a tener en cuenta para cuidar tus pies si eres corredor:

• Es importante, mantener correctamente cortadas las uñas. De esta forma, se evitan anomalías de forma o color en ellas.

• Seleccionar unas zapatillas adecuadas ayuda a evitar lesiones. Características como: que sean flexibles, que transpiren y que proporcionen estabilidad son fundamentales. Sin dejar de lado llevar siempre el calcetín correcto para evitar roces.

Publicidad