Vivir un embarazo generalmente supone enfrentarse a un montón de dudas, miedos e incertidumbres. Vivir un embarazo en pandemia supone que ni si quiera los expertos puedan calmar muchas de esas dudas. Si bien al indicio de la pandemia los datos sobre embarazadas eran escasos y había mucha confusión al respecto, cada vez hay más información disponible, aunque la evidencia sea relativa. Las conclusiones no dejan de estar sacadas de unos pocos casos analizados y con poca trayectoria. Aún así, los expertos insisten en una cuestión: lo más importante para la salud de las madres es reducir su nivel de ansiedad.

Para ayudar un poco en esa tranquilidad, estas son algunas respuestas a las dudas más comunes.

¿Cómo afecta el coronavirus a la salud de las embarazadas?

Las embarazadas han sido consideradas como personas de riesgo, aunque los últimos datos disponibles señalan que en la mayoría de los casos se cursaba de forma leve, al contrario de lo que pasaba con las anteriores epidemias del SARS y el MERS o incluso la gripe. Como expone Mª Jesús Domínguez Simón, presidenta de la Federación de Asociaciones de Matronas de España, “La mayoría de los casos son leves y los síntomas más comunes son tos y fiebre”.

¿Se transmite el virus al futuro bebé?

La mayoría de los estudios actuales no han detectado transmisión vertical, es decir, que el virus traspase la placenta y afecte al bebé. Sin embargo, “No se puede afirmar con total rotundidad que no exista transmisión vertical con los datos que se manejan actualmente. No hay estudios con un tamaño muestral suficiente para llegar a una conclusión certera”, insiste la matrona. “Lo que sí se sabe, es que los recién nacidos que se han contagiado, han cursado como casos leves”, un dato también a tener en cuenta para tranquilidad de la madre. Igualmente, hay que señalar que la gran mayoría de los estudios, dado el poco tiempo que lleva el virus circulando, están realizados en el tercer trimestre de gestación. “Por debajo de la semana 24, se tratan como cualquier persona. En mujeres por encima de las 24 semanas, confirmamos bienestar fetal. No llevamos mucho tiempo para saber cómo va a afectar a esos embarazos. Tardaremos varias semanas todavía para tener datos, aunque salvo que el estado materno requiera ingreso, el manejo de estas mujeres es expectativo y en domicilio” apunta Domínguez Simón.

Bebé | iStock

¿Cómo van a ser mis revisiones médicas ahora?

“Se están realizando consultas telefónicas de seguimiento del embarazo cuando esto sea posible y se han reducido las visitas presenciales a los centros sanitarios a aquellas que sean imprescindibles”, explica de nuevo la matrona. Asimismo, los hospitales trabajan para tratar a las embarazadas en un lugar aislado respecto al resto de pacientes, manteniendo medidas de seguridad, como el uso de mascarilla.

¿Puedo hacer clases de preparación al parto online?

A este respecto la experta informa de que hay comunidades autónomas que ya tienen programados los cursos de educación maternal de manera on-line. También existen recursos web como esta página .

¿Qué debo tener en cuenta respecto al parto?

Según la presidenta de la Federación de Asociaciones de Matronas de España, es difícil dar una respuesta, porque la situación varía en cada región. Por su parte, informa que las madres deben saber que “Es posible un pinzamiento tardío de cordón y realizar piel con piel con el recién nacido en todos los casos”.

Por otra parte, añade que para evitar el riesgo de contagio en muchos hospitales se están dando las altas de forma precoz. “Por eso es importante tener a mano el teléfono de su matrona de Atención Primaria, por si detectan alguna complicación. En muchos sitios, además, están haciendo visitas domiciliarias para este seguimiento”.

¿Y cuándo vuelva con el bebé a casa?

En este caso habrá que mantener las medidas de higiene habituales, aunque la duda suele estar en torno a si es recomendable dar o no el pecho. “La lactancia materna es la mejor opción también en estos momentos en todos los casos (con y sin infección por COVID-19) La única precaución es el uso de mascarillas durante la toma en aquellas madres que sean positivo y una estricta higiene de manos”, aporta la matrona.

¿Cómo puedo reducir mi nivel de ansiedad estos días?

Por último, otros consejos a tener en cuenta, además de mantener las medidas de higiene y distanciamiento social como cualquier persona, pasan por aprovechar el tiempo en casa para cuidarnos, como quizás no lo podríamos hacer en otras circunstancias. Además de mantener una dieta equilibrada, y realizar ejercicio físico moderado, como pilates para embarazadas, para reducir el nivel de estrés también se pueden recurrir a tutoriales sobre ejercicios de relajación y de respiración para embarazadas.