Novalife » Salud

PROTEGERSE DEL CORONAVIRUS EN VERANO

Estos son los riesgos de los geles hidroalcohólicos y el sol

A la hora de pensar en protegernos del coronavirus, tal y como indica el Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud, lavarse las manos es fundamental. O utilizar el gel hidroalcohólico cuantas más veces mejor. “Lavarse las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón mata el virus si este está en sus manos”, afirman desde el organismo.

Imagen de una mujer echándose en las manos un gel hidroalcóholico

EFE Imagen de una mujer echándose en las manos un gel hidroalcóholico

Publicidad

La finalidad de estos geles es eliminar los microorganismos de la piel para evitar su posible transmisión de unas personas a otras, por eso es tan importante mantener una buena higiene de las manos a lo largo del día y, si no podemos hacerlo con agua y jabón por estar fuera de casa, llevar un gel hidroalcohólico a mano puede ayudarte.

Si acudes a hacer la compra, a un supermercado, grandes almacenes, cualquier tienda, está presente a la entrada y salida y debemos utilizarlo. De la misma manera que en los restaurantes y bares. Es una meda de protección hacia nosotros y hacia los demás. Pero ahora en verano debemos tener especial cuidado.

Es inflamable

Primero, porque los geles hidroalcohólicos son inflamables, por lo que si están presentes en piscinas, deben estar a la sombra; y en terrazas y bares deben estar también protegidos. La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), avisa que hay mantener estas soluciones siempre alejadas de focos de calor como superficies calientes, exposición solar directa, llamas abiertas, chispas o cualquier fuente de ignición.

Incluso van más allá, hay que evita fumar inmediatamente después de usar estos geles o soluciones o en lugares donde estén almacenados. Deben estar guardados en un lugar bien ventilado y fresco, evitando espacios donde se produzcan cambios de temperatura importantes. Por eso el verano es tan peligroso para muchos productos y acaban estropeándose.

Si el gel te lo has dejado en el coche, y ha seguido ahí hasta la mañana siguiente, es mejor que no te lo apliques, y menos caliente. Si puedes, tíralo, porque es posible que se haya visto alterado en su composición y pueda ser perjudicial para ti y los que te rodean. Recuerda que, en estos momentos, lo importante es proteger y protegerte.

Sol y gel, cuidado con las quemaduras

Pero no es sólo que no debes llevártelo en la mochila a la playa si vas a estar horas, o de excursión a la montaña, o de turismo todo el día por una gran ciudad, mucho menos dejarlo al sol.

Es que si utilizas el gel y luego te vas a tumbar al sol, puedes quemarte de manera grave. Abrasarte según informan desde la Sección de Tumores de Pulmón, Cabeza y Cuello y Melanoma de MD Anderson Cancer Center de Madrid. Dependiendo de las dosis de alcohol, puede pelarse la piel e inhibir la protección solar, por lo que puedes optar también por el lavado de manos con jabón en abundancia y luego la protección solar de manera generosa, para evitar que si quedan restos te quemes y haga una mezcla con los bronceadores perjudicial. Además de que la zona donde eches el gel se puede pigmentar más, y no es moreno.

Para evitar las quemaduras, que los dermatólogos de la Academia Española De Dermatologia Y Venereologia ya están avisando del aumento generalizado tras el confinamiento y la relajación de las medidas de siempre, lávate las manos con jabón, y sécalas bien. Aplica protección solar de factor mínimo 30, 50 es el más recomendado, y cúbrete con gafas de sol, gorra o sombrero, camisetas, vestidos; intenta evitar las horas centrales del día y busca la sombra en la medida de lo posible.

Publicidad