No abuses de ellos

No abuses de ellos

Estas 6 prendas y complementos están afectando a tu salud (y tú sin saberlo)

Sí amiga sí, esa ropa interior que tanto te gusta para determinadas ocasiones; o esos pantalones vaqueros, que parecen tan inofensivos ahí en su percha; o esos zapatitos que estilizan tus piernas como si no tuvieran fin… ¿Te habías parado a pensar que hay determinadas prendas y complementos que le sientan como un tiro a tu salud?

Chica poniéndose vaquero
Chica poniéndose vaquero | iStock

Lucía Martín (@Luciamartin) | Madrid | 23/07/2018

Pues sí, y desde aquí te las vamos a decir: no decimos que las quemes en la hoguera de la purificación pero sí, que abuses lo menos posible de ellos. Vamos allá, nos metemos en tu armario en beneficio de tu salud:

- Los leggins: sí, esa prenda tan cómoda, que te pones siempre para esta rpor casa en invierno y por supuesto, para ir al gym, ¿cómo es posible que esta prenda tan cómoda le siente mal a tu salud? Pues fíjate que según determinados expertos, podría estar en el origen de las piernas cansadas. Así que ya sabes, leggin sí, pero sin abusar.

- La falda tubo: fijo que tienes alguna entre tus uniformes de trabajo. Es tan elegante, vas tan guapa con ella y la chaqueta a juego… Pues que sepas que es precisamente su diseño, el que sea tan estrecha, lo que no le viene bien a tus piernas. Llevarla no facilita los movimientos y eso daña y fragiliza los músculos. ¿Qué es lo más conveniente? Si te encantan y no puedes renunciar a ellas, opta por un tejido elástico que te permita mayor libertad de movimientos.

- El vaquero tipo slim: lo encontrarás en todas las tiendas y seguramente tengas uno o más de uno. Lo sabemos, no es aconsejable llevar prendas muy estrechas y este es el caso, porque puede generar una mala circulación sanguínea (y si ya la tienes de origen, mejor olvidarlos). Según un estudio publicado en Journal of Neurology Neurosurgery and Psychiatry, agacharse durante mucho tiempo vistiendo este tipo de pantalón daña las fibras musculares y nerviosas de las piernas. Así que ya sabes…

Dolor de pies | iStock

- Los pijamas: ahora en verano no solemos llevarlos, pero nos acompañan en cuanto llega el frío. ¿Qué por qué no son beneficiosos para tu salud? En este caso, depende de cada cuánto tiempo los laves: al igual que las toallas o las sábanas, debes lavarlos regularmente si no quieres que se conviertan en un nido de bacterias. Y esto tiene su lógica: durante la noche, los pijamas absorben el sudor. Para no tener problemas, deberías lavarlos de media, una vez a la semana.

- Los zapatos de tacón: esto no es nuevo, sí, en efecto son bonitos y estilizan tus piernas, pero te sientan como un tiro, y no solo porque acabes con los pies destrozados. Según revela el International Journal of Clinical Practice, este tipo de calzado está en el origen de desequilibrios musculares en el tobillo.

- Las chanclas: y nos vamos a lo opuesto del stiletto, las chanclas, nuestras amigas en verano, tanto para la piscina o playa como para la calle (es común ver una proliferación de chanclas en las grandes ciudades, en cuanto el sol hace aparición). Pues que sepas que tampoco son buenas, en este caso, para la salud de tu pie: las chanclas no están pensadas para agarrar el pie y lo acaba pagando la planta del mismo. Así que mejor ponérselas poco y no solo por esto: según un estudio de la Universidad de Miami, este calzado podría albergar nada más y nada menos que unas 18.000 bacterias. ¡18.000! con semejante cifra, casi mejor relegarlas al trastero.. ¿no crees?

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.