Novalife » Salud

Infusiones

¿No duermes? Esto es lo que debes tomar

Cuántos problemas nos ahorraríamos si escuchásemos más y mejor a nuestro organismo. A veces nos está diciendo a gritos que no quiere esa sobredosis de café, refrescos o alcohol y nosotros no acabamos de entenderle, por más que nos lo comunique clarito.

Infusión

iStock Infusión

Publicidad

Si estás muy cansada, el café no será más que pan para hoy y hambre para mañana, y mantendrá tu cuerpo en una montaña rusa de subidones y bajones que lo único que conseguirá es que acabes más cansada. Si tienes estreñimiento y tiras de laxantes no atacarás la raíz del problema, y si de vez en cuando necesitas un chute de energía para seguir con el día la solución no será consumir refrescos azucarados y gaseosos como si no hubiera un mañana.

Es probable que aún no estés familiarizada con el mundo de las infusiones y no sepas que son una buena solución para males muy variados, desde el estreñimiento a la ansiedad o la retención de líquidos. Es importante conocer bien el mundo de las infusiones para tomar la que más nos convenga en cada momento, e incluso tener varias en casa e ir compaginándolas en función de nuestras necesidades. Puedes tomarlas solas, con leche, frías con bien de hielo y con un toque de limón: existe una infusión perfecta para cada momento del día en función de cuál sea el mal que pretendas evitar.

Estreñimiento

Pese a que algunas hierbas como el arraclán o la zaragatana funcionan contra el estreñimiento, una simple manzanilla o el poleo de toda la vida te ayudarán a digerir mejor y a eliminar los molestos gases, que suelen ser una consecuencia del estreñimiento. Acostúmbrate a tomar una infusión después de cenar y verás cómo empiezas a notarlo enseguida. Para completar tu lucha contra el estreñimiento, puedes dejar en remojo unas semillas de lino por la noche y tomarlas por la mañana con el yogur, pues son también eficaces contra el estreñimiento siempre que dejes que suelten ese gel que es el que realmente facilita el tránsito intestinal.

Tristeza

El hipérico o hierba de San Juan es un antidepresivo natural que puede consumirse tanto en infusiones como en cápsulas. Esta hierba está recomendada para casos de depresión leve y tristeza pasajera, y para nada debería sustituir el consumo de psicofármacos en el caso de cuadros depresivos más graves, que deberían pasar siempre por un tratamiento profesional. Sin embargo, en épocas de bajones momentáneos, astenia primaveral y otros momentos de hastío y apatía emocional, el consumo de hipérico, muy popular en Alemania, puede ayudar mucho.

Infusión | iStock

Ansiedad

La valeriana, aunque también la melisa y la lavanda, nos pueden ayudar a relajarnos cuando estamos estresadas o nerviosas. Su consumo, que puede ser diario sin problema, es equiparable al del hipérico: jamás pueden actuar como sustitutas de un tratamiento farmacológico prescrito por un profesional para un cuadro de ansiedad, pero sí nos pueden ir bien en épocas especialmente estresantes que a veces nos cuesta gestionar: exámenes, viajes, mudanzas, picos de trabajo, etc.

Insomnio

Valerianas, tilas, lavanda y manzanilla pueden ayudarnos en la misión de dormir mejor, como también la amapola o la melisa. Pero nuestra preferida es, sin duda, la pasiflora, una hierba con efectos calmantes, que induce al sueño y alivia los espasmos musculares. También puede ayudar a reducir los síntomas de ansiedad y a superar el síndrome de abstinencia de ciertos medicamentos, todo ello siempre bajo prescripción médica. Con un poco de limón y, si nos gusta fría, unos cubitos de hielo, está buenísima. Para mejorar el insomnio es fundamental acompañar el consumo de pasiflora de una serie de hábitos: cenas ligeras al menos dos horas antes de irse a dormir, no hacer actividades excitantes por las tardes, no comer o leer en la cama (la cama es para dormir) e intentar garantizar siempre un ambiente agradable, con la temperatura adecuada, en la habitación.

Retención de líquidos

La cola de caballo nos puede ayudar a reducir la retención de líquidos, especialmente en las épocas en que el calor dificulta la circulación sanguínea. Es una infusión de consumo muy habitual que conviene tomar durante todo el año, no solo cuando llega la operación bikini y nos entran todos los males. La cola de caballo, que podemos mezclar con un poco de salvia, favorece la desaparición de bolsas bajo los ojos, suaviza la celulitis, deshincha el abdomen y nos hace sentir más ligeras en general.

Sobrepeso

Si empiezas a sustituir uno de los tantos cafés que te tomas al día por una infusión de té rojo verás que poco tardas en notar sus efectos. Esta infusión contiene una buena cantidad de flavonoides, en un porcentaje similar al té verde, por lo que puede resultar muy eficaz para ayudar a la pérdida de peso siempre que se acompañe de una alimentación saludable, equilibrada y moderadamente calórica y con la práctica de ejercicio físico regular.

Malas digestiones

Es la bebida de moda en los últimos tiempos, y motivos no nos van a faltar para hacernos adictas a la kombucha o té kombucha. Es una bebida a base de té fermentado en un hongo, de manera que es una mina de probióticos, unas bacterias que fortalecen la actividad intestinal, activan los jugos gástricos y mejoran el proceso de digestión y absorción de nutrientes de los alimentos.

Publicidad