Novalife » Salud

HECES

Dime de qué color es tu caca y te diré cosas sobre tu salud

No lo decimos nosotras, sino la escala de heces de Bristol, una tabla visual que se emplea en medicina para saber si nuestras heces son o no señal de buena salud. ¿Cómo son las tuyas? En este vídeo te explicamos qué indica cada color.

Publicidad

Somos lo que comemos. Lo dijo Ludwig Feuerbach, filósofo y antropólogo alemán, en su escrito Enseñanza de la alimentación, y nuestras heces lo corroboran. Si nos acostumbramos a echarles un vistazo aprenderemos muchas cosas sobre el funcionamiento de nuestro aparato digestivo, sobre qué hábitos debemos cambiar o qué alimentos retirar o introducir. Toda esta información se encuentra en la llamada escala de heces de Bristol, una tabla elaborada en 1997 por científicos de la Universidad de Bristol y publicada por primera vez en el Diario Escandinavo de Gastroenterología. Según este documento, la forma de las heces depende del tiempo que pasan en el colon, y existen siete tipos básicos, de los cuales dos son las llamadas “heces ideales”. ¿Cuáles son las tuyas y qué dicen sobre ti? En el vídeo te indicamos qué indica cada color. En cuanto a las formas, existen siete tipos diferentes.

Tipo 1. Trozos duros separados, que pasan con dificultad

Nos encontramos ante un caso claro de estreñimiento, que se puede deber a varios motivos, desde una ingesta escasa de fibra a la falta de hidratación. Este tipo de heces de cabrita, que suele tener un color marrón oscuro a causa de la falta de hidratación, a menudo causan dolor al defecar e incluso pueden dar lugar a heridas o lesiones, de manera que lo ideal es incrementar el consumo de frutas y verduras, a poder ser frescas y de temporada, y tratar de mantenernos hidratadas. Evitar el sedentarismo también es importante para combatir el estreñimiento, de manera que es recomendable incorporar ejercicio físico de forma regular a nuestro día a día, aunque sea una tabla de ejercicios en casa durante veinte minutos.

Tipo 2. Como una salchicha compuesta de fragmentos duros

Se parece a la opción anterior, salvo porque las bolitas aparecen unidas. Es un tipo de excremento duro y que a menudo cuesta expulsar, que indica también una posible falta de hidratación y un consumo escaso de fibra. Es importante asegurar la ingesta de agua, teniendo en cuenta que la encontramos también en alimentos como las frutas y verduras, sopas, cremas, cafés e infusiones.

Tipo 3. Con forma de morcilla y algunas grietas en la superficie

Es el tipo de caca que se considera sana, que indica que mantenemos una alimentación saludable, que nuestro aparato digestivo funciona bien y que defecamos con facilidad. En cuanto a la frecuencia, es importante tener en cuenta que, según los llamados Criterios de Roma III, elaborados desde 1992 por un grupo de expertos en trastornos funcionales digestivos (TFD), se considera estreñimiento cuando se defeca menos de tres veces por semana, entre otros síntomas. Así pues, si nuestras deposiciones son normales no debemos preocuparnos aunque no vayamos al baño todos los días, puesto que cada cuerpo es un mundo y la frecuencia con que vamos al baño depende de numerosos factores, en gran parte genéticos.

Tipo 4. Lisa, blanda y compacta, en forma de salchicha

Es la caca ideal, que además debe hundirse lentamente (de lo contrario, si flota, puede significar que estamos ingiriendo demasiadas grasas). El color suele ser marrón barro. Indica que comemos de forma equilibrada y que nuestro aparato digestivo funciona correctamente.

Tipo 5. Trozos de masa pastosa con bordes definidos

Estas heces (mismo color que las anteriores) nos muestran que, por algún motivo, la comida no se ha digerido correctamente, cosa que no debe preocuparnos si ocurre algún día de forma puntual, pero que debería hacerlo si es un cuadro frecuente. Este tipo de heces suelen ser relativamente habituales en aquellas personas que van al baño entre 2 y 3 veces diarias, ya que suelen digerir los alimentos con rapidez.

Tipo 6. Blanda, con trozos separados y los bordes pegados

Este tipo de heces, que suelen ser de color marrón clarito, nos dicen que tenemos diarrea, cosa que puede deberse a múltiples factores. Puede que tengamos una infección vírica o bacteriana, alguna alergia o intolerancia alimentaria o que simplemente hayamos comido algo que nos haya sentado mal. A muchas mujeres les ocurre cuando tienen la menstruación, y también es habitual que se presenten en momentos de estrés. Como en el caso anterior, no hay que darle demasiada importancia si se presentan de forma puntual, pero si el cuadro persiste es importante consultar con un profesional para descartar cualquier patología.

Tipo 7. Heces acuosas, sin forma y continuas

Si padecemos diarrea debemos tener mucho cuidado de evitar la deshidratación, además de que este tipo de heces nos dicen que el organismo no está absorbiendo correctamente los nutrientes. Suelen presentarse a raíz de infecciones víricas o bacterianas, así como por consumir comida en mal estado o por un corte de digestión, además de, como ocurre en el caso anterior, situaciones de estrés o en relación con la menstruación. Si tenemos diarrea es importante tratar de mantenernos hidratadas, ya sea tomando agua o suero, que garantizará el aporte de todos los electrolitos que necesitamos, y consultar a un profesional para que nos haga las pruebas persistente si el problema persiste.

Publicidad