A lo largo del día, aunque no seas consciente de ello, varias acciones cotidianas están perjudicando a tus dientes. Tranquilo, en este tutorial de Nova Life te desvelamos cuáles son estos inocente gestos y por qué deberías de cambiar de hábitos de inmediato.

Además de simplemente dejar de realizar ciertas acciones, para un buen cuidado e higiene dental, existen varios consejos que puedes aplicar. Lo ideal es cepillarse los dientes tres veces al día, tras el desayuno, comida y cena; pero, si te es imposible lavarte los dientes al medio día, no desesperes, con dos veces es suficiente.

De la misma manera, tras el cepillado debes recordar que la limpieza no está completa, es necesario utilizar colutorio o seda dental para eliminar los restos de comida que se quedan entre los dientes.

Si eres fumador, deberías abandonar este hábito, pues no solo tu aliento y el color de tus dientes saldrán perjudicados, el tabaco también provoca pérdida prematura de dientes y aumenta el riesgo de sufrir cáncer oral.

Por supuesto, no hace falta decir que el azúcar es el enemigo número uno de la salud dental, e íntimo de las caries. A su vez, beber agua también ayuda a mantener una correcta higiene dental, pues genera un efecto lavado que mantiene la boca limpia.

Aunque no lo creas, el estrés es otro factor que está perjudicando a tus dientes. Los picos de ansiedad disminuyen las defensas y, consecuentemente, proliferan las bacterias de tu boca lo que aumenta las probabilidades de caries.

Por último, es importante que no te saltes la visita anual al dentista ¡Mejor prevenir que curar!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Son lo mismo úlceras bucales y el herpes labial?

Trucos para blanquear tus dientes de forma natural