Cómo limpiar la casa

-La persona encargada de la limpieza diaria se tendrá que proteger de manera obligatoria con una mascarilla y unos guantes que tendrá que desechar cada día. Sólo material de un solo uso.

-Como mínimo, se debe ventilar cada estancia de la casa 5 minutos. La zona donde esté la persona afectada más tiempo.

-Hay que limpiar a diario con un producto desinfectante, lejía o amoniaco, soluciones alcohólicas, todas las superficies de contacto: mesas, pomos de puertas, sillas, grifos del lavabo, ducha, baño, los teléfonos, los teclados, las mesillas… todas las superficies que esa persona toque, y las que son susceptibles de tener más suciedad de una manera más rápida. Especialmente el cuarto de baño, donde hay bacterias fecales, fluidos corporales, incluso sangre al lavarse los dientes o en las mujeres con la menstruación.

-Presta especial atención al colchón, pasamos muchas horas en él y recoge ácaros, gérmenes o bacterias que puedan encontrarse nuestro cuerpo. Deberás limpiarlo una vez en semana, puedes aprovechar cuando cambies las sábanas, y hacer una higienización más en profundidad cada 6 meses. Piensa además que cuando hay fiebre, el sudor se traspasa al colchón si no tienes una funda adecuada, y lo mismo ocurre con la almohada. Por lo que lavar las fundas también es algo importante. Y si consigues levantar el colchón y ventilar a la vez, muchísimo mejor.

Cómo limpiar la cocina

-De la misma manera que el cuarto de baño, lo ideal es limpiar cada día las superficies de contacto.

Paciente con coronavirus | iStock

-A la hora de lavar la vajilla, y los utensilios que la persona con coronavirus haya utilizado, se debe hacer con agua caliente y jabón. Puedes meter todos los platos del día en el lavavajillas y utilizar un programa de alta temperatura, como de 60 grados o más.

Cómo lavar la ropa

Sábanas, ropa de uso diario, toallas, paños de cocina… es lo habitual y que más está en contacto. Así es como debes proceder:

-sábanas, ropa diaria que utilices, pijamas, camisetas, etc… se deben lavar con los productos que tengas en casa a diario, no tienes que cambiar de producto ni marca ni nada.

-es importante ponerse guantes desechables antes de tocar la ropa del enfermo.

-para evitar cualquier contacto, lo ideal es que el enfermo meta la ropa en una bolsa, o se lleva a la lavadora sin tocarla, alejada del cuerpo, incluso en una bolsa que luego se tire a la basura y rápidamente salga de casa.

-esa ropa no hay que dejarla en la terraza, ni sacudirla, ni nada. Simplemente lavarla.

-importantísimo, que esa ropa no se lave con la del resto de la familia. Debe lavarse en exclusiva.

-la temperatura de la lavadora en caliente, mejor a altas temperaturas, más de 60 grados y preferiblemente a 90 grados.

-si puedes secar la ropa al aire, mejor. Si no, hay que asegurarse que se seca completamente, para que no tenga nada de humedad y eso permita que haya propagación de virus o bacterias.

Qué hacer con los guantes y la mascarilla

-cada día, tras cada uso, a la basura en una bolsa de plástico.

-la persona encargada de realizar todas estas tareas debe lavarse muy bien las manos después, con agua y jabón, entre 40 y 60 segundos. Usar un gel desinfectante también está aconsejado.