Primero, aclaremos conceptos: la cistitis es una infección urinaria en la que la vejiga se inflama por una infección producida por bacterias. En cambio, la candidiasis es una infección vaginal por hongos. “Son infecciones distintas por localización, una está en la vejiga y otra en la vagina, ambos lugares pertenecen a dos sistemas distintos que los orificios de comunicación exterior estén muy cerca. Y también son distintos los microorganismos causantes de cada infección, las cistitis son causadas por bacterias y las candidiasis por hongos, concretamente, cándidas”, explica Miriam al Adib Mendiri, ginecóloga y autora del libro ‘Hablemos de vaginas’.

¿Cuál es la sintomatología de cada una? “La cistitis genera sensación continua de ganas de orinar, parece que vayas a orinar muchísimo cuando vas al baño pero luego no es así, apenas salen unas gotitas. En ese momento duele muchísimo, dando sensación de escozor, ardor y dolor cada vez que orinas pero si no orinas no duele ni escuece igual”, explica.

En la candidiasis, el escozor es constante | iStock

Por su parte, la candidiasis vulvovaginal genera “irritación de la vagina y la vulva por la infección por cándidas, si afecta mucho por dentro se forma un flujo característico con grumos que parece leche cortada. Los síntomas que produce son escozor, ardor y picor de forma permanente, orines o no, lo único que al orinar puede acentuarse el escozor porque al estar el orificio uretral tan cerca de la zona inflamada, la orina puede rozar esa zona y aumentar el escozor”, aclara.

Es en ese picor/escozor al orinar donde pueden confundirse los síntomas de ambas y hay que explicarlo muy bien al médico, porque los tratamientos de una y de otra son diferentes: “Las bacterias se matan con antibióticos y los hongos (cándidas, en este caso) con antifúngicos. Por eso si una mujer tiene candidiasis y le recetan antibióticos (porque creen que es cistitis), lo que estamos haciendo es matar más bacterias de su microbiota vaginal. ¿Resultado final? Más fácil se lo ponemos a los hongos para multiplicarse, así que a medio plazo, empeorarán los síntomas”, comenta la ginecóloga.

Tanto la cistitis como la candidiasis vulvovaginal son muy frecuentes pero no te preocupes, porque con tratamiento adecuado, mejorarás en pocos días.