El coronavirus ha puesto en jaque la limpieza de nuestras casas y nos preguntamos si estamos limpiando correctamente los hogares. Muchas personas estrenaron el confinamiento limpiando de arriba a abajo su casa, además de por precaución por una inercia que nos llegó a todos. En nuestra agenda de confinamiento la limpieza estaba en los primeros puestos. Tenemos que reconocer que ya nos hemos relajado un poco y que ahora ponemos todos nuestros esfuerzos en limpiar la ropa que usamos en la calle y en el calzado. No debemos olvidar la importancia de limipar y desinfectar los alimentos y todo lo que usemos en el exterior.

Nos surgen muchas dudas sobre cómo limpiar la ropa en casa para evitar infecciones y cómo mantener nuestras casas libres de contagios, pero si en algo tenemos que prestar atención es en la limpieza de sábanas y toallas cuando una persona está o ha estado infectada de coronavirus. Como ya sabemos el virus se extiende con facilidad y debemos ser muy precavidos para evitar que contagie al resto de personas que conviven con la persona contagiada.

En el momento en el que nos encontramos, los contagios están disminuyendo, pero seguimos estando en riesgo de ser contagiados y contagiar, por ello es necesario seguir respetando las medidas de seguridad para evitar el contagio.

¿Cómo evitar ser contagiados por coronavirus?

Mantener las medidas de seguridad es una regla básica. Debemos quedarnos en casa todo lo que podamos. Ahora que podemos salir a la calle es todavía más importante que prestemos atención a la distancia social, a la limpieza y no tocarnos la cara ni nada externo. Recuerda lavarte las manos con jabón continuamente, usa guantes al comprar y desinfecta los alimentos y prendas que uses. Quítate los zapatos al entrar en casa y límpialos antes de guardarlos.

¿Cómo lavar las sábanas en casa si tenemos a alguien con coronavirus?

La Organización Mundial por la Salud (OMS) recomienda protegernos con un EPP (Equipo de Protección Personal) ante la manipulación de la ropa de cama o toallas que un enfermo de Covid-19 haya utilizado.

El EPP implica ponernos guantes resistentes y desechables, mascarilla, protección ocular como gafas o careta protectora, bata de manga larga, en el caso de que la bata no se impermeable, también tenemos que ponernos un delantal y siempre usar zapato cerrado.

Cuando quitemos las sábanas del infectado por Covid-19 debemos ponerlas en un recipiente cerrado. Puede valernos una bolsa o saco que cerremos adecuadamente y dejarlo separado del resto de ropa a lavar. Nunca se deben mezclar con el resto de ropa sucia ni airearlas antes de lavarlas.

Limpieza de colchón | iStock

Si ha habido vómitos o cualquier otro resto orgánico hay que limpiarlos antes. Recogerlo y depositarlos en el inodoro. Si el WC no está cerca de la cama, lo más correcto es meterlo en un contenedor hermético para llevarlo hasta el baño más cercano. No te acerques al cuerpo en nignún momento la ropa de cama o cubos que estés usando para depositar las telas contagiadas.

Para lavar las sábanas de una persona infectada por coronavirus lo mejor es lavarlas en la lavadora a alta temperatura. Entre 60 y 90 grados. En el caso de que no podamos lavarlas inmediatamente en una lavadora, debemos dejarlas a remojo en agua caliente y jabón en un cubo o barril grande.Usa un palo para removerlas y evita que salpique. Si tampoco tenemos agua caliente, la OMS recomienda usar una solución de cloro al 0,05% durante media hora. Después del lavado hay que aclararlas con agua limpia y dejar que se sequen al sol o al aire libre.

En cuanto al uso de las toallas y otra ropa de baño, debemos hacer lo mismo.

Recuerda las medidas para lavar sábanas en casa durante el Covid-19

- Nunca te acerques al cuerpo las toallas, sábanas, mantas u otros textiles que haya usado la persona contagiada.

- Para llevarlas hasta la lavadora, mételas en una bolsa de cierre hermético u otro recipiente que no se pueda abrir fácilmente.

- Usa agua caliente. Al menos a 60 grados para lavarlas y jabón o lejía siempre que se pueda. Evita salpicaduras del agua con el que los has lavado y no las toques directamente sin protegerte con guantes, mascarillas y una bata que te cubra todo el cuerpo.

- No las mezcles con otras prendas sucias. No cargues mucho la lavadora ya que es importante que quede espacio para que se agiten bien.

- No dejes ninguna parte de tu cuerpo al descubierto. Ni siquiera los pies. Usa zapatos cerrado o botas y límpialos cada vez que los uses.

- La persona infectada debe estar aislada en todo momento y no tener contacto con el resto de personas con las que conviva.

- Siempre que se pueda deberá usar un baño diferente y desinfectarse cada vez que se use.

- Ventila todos los días la habitación en la que esté la persona infectada al menos 5 minutos.

Al igual que nos preocupamos por la ropa de cama y toallas, nos surge la duda de ¿qué ocurre con el colchón donde ha dormido la persona infectada?. ¿Cómo se desinfecta el colchón que puede contener coronavirus?

Cómo desinfectar el colchón

Partimos de la base de que se desconoce con certeza la vida del virus sobre algunas superficies, por ello, dependerá de qué material esté fabricado nuestro colchón para saber si el virus permanece más o menos en él.

Cuanto más espacio hay entre las fibras del colchón más tiempo de vida puede tener el Covid-19. Sin embargo, en los colchones de espuma y látex, al tener menos espacio para que pase el aire, el virus tiene menos hueco para sobrevivir. Los estudios realizados apuestan por que el virus en un colchón puede vivir 8 horas aproximadamente. En el caso del metal puede alargarse a 5 días.

Debemos dejar durante ese tiempo sin usar el colchón de una persona infectada. Y además, desinfectarlo y limpiarlo a fondo. La persona que se vaya a encargar de la limpieza, al igual que con la ropa, debe protegerse con mascarilla, guantes de un solo uso y protegiendo su cuerpo.

Pasos para desinfectar el colchón

Humedecer un paño en una solución de jabón y un producto desinfectante, como por ejemplo alcohol de de más de 70 grados o lejía. Limpiar todos los lados del colchón, no solo la superficie superior. Una vez realizada la limpieza, dejamos que se seque en un lugar aireado, mejor al aire libre. Siempre que se pueda, debemos ponerlo al sol. Hay que dejar que se seque bien y que no guarde nada de humedad en su interior.

La almohada también tiene que ser desinfectada. Si el material lo permite, podemos seguir los pasos que se indican para la desinfección de sábanas y toallas. Es decir, podemos ponerla en la lavadora. En el caso de que sea de látex o viscoelástica sólo se podrá lavar la funda. Separamos la funda, la lavamos en la lavadora y desinfectamos. El resto al igual que hemos hecho con el colchón y la colocamos al aire libre y sol.

Estas medidas se aplican en sábanas, colchones, almohadas, toallas y otros textiles que haya usado una persona infectada. Para aquellas que no tienen síntomas, el lavado puede seguir realizándose como se ha venido haciendo y desinfectando las prendas de exterior.