Novalife » Recetas

¡Vuelta a la rutina!

Vuelta al cole: truco para que tus hijos coman más sano

Cuando estamos de vacaciones parece que nunca van a llegar a su fin, pero llega septiembre y con ello la ‘tan ansiada’ vuelta al cole para nuestros hijos. Después de los excesos veraniegos, toca cuidarnos y volver a la rutina alimentaria, no solo nosotros, sino que también se debe aplicar a los más pequeños.

Vivimos en una era en la cual los productos dirigidos a niños no son nada sanos, cajas con dibujos y juguetes que llaman la atención de nuestros pequeños, destinadas a una dieta llena de alimentos procesados y azúcares añadidos. Debemos vigilar a la hora de comprar estos productos y leer bien las etiquetas, ya que es muy fácil engañarnos con falsos claims en grande y la casi invisible letra pequeña.

Ahí van unos truquitos que ayudarán a que la alimentación de los niños se convierta en saludable.

Grupo de niños en clase junto a su profesora

iStock Grupo de niños en clase junto a su profesora

Publicidad

Desayunos saludables

La primera comida del día es muy importante y más si se trata de nuestros pequeños. Normalmente los alimentos que venden destinados al desayuno de los niños contienen una cantidad ingente de azúcares añadidos. Podemos hacer pequeños cambios poco a poco, para que el desayuno sea lo más sano posible. En vez del cacao soluble que solemos comprar, podemos usar cacao puro en polvo. Al principio podemos mezclarlos ambos para que el cambio no sea tan brusco, ya verás como tu hijo se acabará acostumbrando.

Una buena alternativa es la repostería casera, así nos despreocupamos de ingredientes nocivos para la salud de los niños.

Cacao | Istock

Pan integral

Otro pequeño gran cambio es la conversión al pan integral. El pan blanco contiene gran cantidad de harina refinada y aditivos, que no hacen ningún bien a nuestro organismo. También puedes probar a hacer tu propio pan integral, seguro que te sorprendes. ¡Sale riquísimo!

Un pan hecho de grano integral. Tantas proteínas como la carne. | Flickr

Menos fritos

En vez de freír unas patatas o cualquier alimento, prueba de hacerlo a la plancha o al horno, el resultado es buenísimo y la cantidad de calorías y grasas disminuye considerablemente.

Verduras al horno | laSexta.com

Más fruta y verdura

Es difícil que los niños se sientan a gusto comiendo frutas y verduras, por eso tenemos que ir acostumbrando su paladar. Puedes probar a disponerlos en el plato de forma divertida, por ejemplo, formando un animal con fruta. Les entrará por los ojos y seguro que se lo comen sin rechistar. En el caso de las verduras, podemos hacer un puré para engañar un poco el cerebro.

Frutas | iStock

Snacks saludables

Tenemos que intentar dejar de lado las galletas y bollos que venden en los supermercados para tomar snacks que no sean tan perjudiciales para su salud. Los frutos secos son un snack ideal para dar la energía necesaria a nuestros hijos. Un yogur natural también es una buena opción, intenta alejarte de los de sabores o los que venden como sanos para los niños, ya que llevan muchísima cantidad de azúcar en una pequeña porción.

El chocolate de más de un 70% de cacao también es una alternativa saludable y dulce como tentempié.

Yogur Natural | Agencias

Cocinar con ellos

Haz que la cocina sea suya, si les enseñas a cocinar de manera saludable, les hará ilusión comer lo que hayan cocinado. Una actividad divertida que hará que aprendan a cocinar y a comer a la vez.

Curso de cocina de padres y niños | antena3.com

Publicidad