Este electrodoméstico, imaginado y creado por una compañía estadounidense que en su día ya comercializó la tostadora ‘Jesús’ (la cara de Cristo salía reflejada en el pan), se puede adquirir por 60 €. Para tenerlo solo hay que mandar la foto deseada a la empresa Burnt Impressions que os enviará en unos días la tostadora personalizada a vuestra efigie. In your face!

Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí tenéis las pruebas del delito: