Novalife » Recetas

Peligro en el ambiente

Tienes estas siete comidas en tu cocina y, ojito, porque pueden matarte

No, no estamos hablando del pez globo y de cosas raras, sino de alimentos que están en tu cocina y en los que nunca habías pensado de esa manera.

Sí, la patata te puede hacer pupita mala, aunque no te lo creas.

Wikipedia Sí, la patata te puede hacer pupita mala, aunque no te lo creas.

Publicidad

Hay alimentos que son perjudiciales. Ya sabéis: hablamos de la bollería industrial, los ultraprocesados y demás productos de los que conviene mantenerse lejos. Sí, estos son dañiños, pero hoy vamos a hablaros de otra categoría superior, la de los que se te pueden llevar por delante... Ojito, que hacen pupa y que están en tu día a día.

Saco de patatas | Pixabay

Patatas. Tranquilo, no te pongas paranoico con tus patatas fritas, pero deberías saber que estas hortalizas pueden producir solanina, un pesticida natural que es tóxico para los seres humanos. El compuesto está particularmente concentrado en las que han comenzado a ponerse verdes, y especialmente cuando han comenzado a brotar. Los posibles síntomas de intoxicación por solanina incluyen vómitos, diarrea y, a veces, paro cardiaco. Eso sí, habría que tomar una cantidad enorme, así que calma chicha.

tomates | ondacero.es

Tomates. Seguramente estarás pensado, "¿Puede matarme un gazpacho?". Bueno, la respuesta es que no, pero lo cierto es que el problema del tomate está en sus hojas y tallos, que contienen un veneno, glicoalcaloide, que puede causar molestias estomacales y calambres importantes, así que trata de quitarlos totalmente para reducir a cero las posibilidades de intoxicación.

Las cerezas pueden utilizarse tanto en recetas dulces como saladas | Gastronosfera

Cerezas. ¿En serio? Pero si parecen tan cuquis e inocentes... Pues resulta que en el hueso pueden tener cianuro que, en dosis incluso modestas (uno o dos huesos) puede resultar letal para el ser humano. Es mejor no tragarse uno de estos huesecitos y, en el caso de que esté roto, mucho menos. El resto de la fruta puede (y debe) disfrutarse sin ningún temor.

Miel | Agencias

Miel. La que tomas habitualmente ha seguido un proceso de pasteurización que la hace totalmente segura para ser consumida. Sin embargo, si se toma "cruda", hay que estar pendiente de la grayanotoxina que contiene y que puede llevar a padecer síntomas como mareos, debilidad, vómitos o náuseas durante 24 horas. Esto pasa con una sola cucharada; imagínate con cuatro o cinco...

Almendras tostadas... al microondas. | Cocinatis

Almendras amargas. Ojo con estas semillas (sí, sí, son semillas y no frutos secos), porque, en su versión amarga, pueden ser potencialmente mortales por la cantidad de cianuro que contienen. De hecho, las almendras amargas deben ser tratadas antes de ser consumidas, con lo que si alguna vez cometemos la temeridad de ingerirlas crudas, tenemos que saber que corremos un enorme riesgo.

La nuez moscada, peligrosa | Wikipedia

Nuez moscada. Muchos ignoran esto, pero la nuez moscada es, técnicamente, una droga alucinógena. Esto hace que tomarla en exceso pueda llevar a tener alteraciones del estado mental. Es más, si nos comemos una entera -lo que, la verdad, resulta poco probable- podemos padecer la "psicosis de la nuez moscada" que, increíblemente, podría llevarnos hasta la muerte.

El arroz es uno de los alimentos que más peligro de intoxicación alimentaria conlleva | G + J

Arroz. Hay variedades de arroz que tienen un elevado procentaje de arsénico con lo que el peligro de intoxicación siempre está latente. Además, puede provocar cáncer de pulmón o de piel, entre otros. Eso sí, que no cunda el pánico porque la cantidad que habría que tomar es tan elevada que es prácticamente imposible morir por tomar arroz. Podéis seguir adelante con vuestros planes de hacer una paella el domingo...

Publicidad