Novalife » Recetas

PARA CHUPARSE LOS DEDOS

5 tartas para las que no necesitarás horno

Si te gusta la repostería pero no tienes horno o prefieres no usarlo, te contamos algunas deliciosas recetas que no te llevarán mucho trabajo.

Tarta de queso

Tarta de queso Tarta de queso

Publicidad

  • Tarta de galletas y chocolate

La tarta de galletas y chocolate es una de las recetas sin horno de repostería más famosas. Es fácil de hacer y el resultado es absolutamente delicioso. Para cocinarla solo necesitarás:

- 1 paquete de galletas (al estilo maría)

- Leche (la suficiente para ir mojando las galletas en ella)

- Chocolate al gusto

Es muy sencillo. Es una tarta a capas, por lo que tú decides qué tamaño y grosor debe tener. Todo dependerá de las personas que vayan a disfrutar de este manjar y las cantidades que vayas a servir.

Lo único que tienes que hacer es mojar las galletas con un poco de leche y colocarlas en un molde o recipiente. Cuando ya hayas cubierto el fondo por completo, coge el chocolate previamente fundido y extiéndelo. Una vez hayas hecho esto, repite el proceso tantas veces como quieras. Para terminar, déjala enfriar en el frigorífico. Cuando esté lista, puedes decorar su superficie con bombones u otro tipo de dulces.

Galletas para tarta | Pixabay

  • Tarta de queso

La tarta de queso es la mejor opción si quieres sorprender a tus comensales y es muy fácil de preparar. Solo necesitarás:

- 200 gramos de galletas (al estilo maría o digestive)

- 70 gramos de mantequilla o margarina

- 200 mL de nata fresca

- 1 bote pequeño de leche condensada

- 600 gramos de queso crema

- 1 paquete de preparado de flan de unas 4 raciones

- Mermelada de fresas, frutos rojos, moras o arándanos

- 1 molde desmontable

Lo primero que debes hacer es preparar la base de esta tarta. Para ello debes machacar tanto como puedas las galletas, para que queden en pequeñas miguitas. Un truco es meterlas en una bolsa de plástico y pasarle un rodillo de cocina por encima. Derrite la mantequilla, mézclala con las galletas hasta crear una pasta y extiéndela por la base del molde desmontable. Es preferible, para que no se quede pegada, que pongas algo de papel para hornear. Métela en el frigorífico mientras haces el relleno de la tarta.

Para crear la crema de queso mete la nata, la leche condensada, el queso, y el flan en una olla a fuego lento. Remueve la mezcla enérgicamente hasta que todo se haya disuelto y no queden grumos. Cuando esté homogénea, sube el fuego y sigue removiendo hasta que hierva. Retira el cazo de los fogones y vierte el líquido resultante en el molde. Vuelve a meterlo en la nevera y espera, al menos, unas tres horas. Es preferible preparar esta tarta un día antes de servirla.

Una vez que está lista y sólida, recúbrela con tu mermelada favorita. Puedes decorarla con las frutas de las que esté hecha.

Tarta de queso cuajada | Las recetas de Hogarmanía

  • Tarta de limón

- 200 gramos de galletas (al estilo maría o digestive)

- 1 yogur de limón

- 400 gramos de requesón

- 1 sobre de gelatina de limón

- 4 o 5 cucharadas de azúcar

- 1 vaso de zumo de limón

- 60 gramos de mantequilla o margarina

- 1 molde desmontable

Esta tarta es muy sencilla y refrescante. Para hacer la base, deberás machacar las galletas y mezclarlas con la mantequilla hasta crear una masa, la cual debes extender en el fondo del molde desmontable. Déjalo enfriar en el frigorífico para que coja consistencia.

Calienta el zumo de limón en una olla a fuego lento. Apártalo de los fogones y mezcla la gelatina, el requesón, el azúcar y el yogur. Una vez que tengas un líquido uniforme, introdúcelo en el molde. Déjalo en el frigorífico hasta que cuaje. Pueden pasar hasta 8 horas, así que mejor prepara la tarta un día antes.

Tarta de galletas y limón | Bainet TV

  • Tarta de obleas y chocolate

Esta tarta es muy fácil de hacer y suele gustar mucho a los niños. Para esta receta solo necesitarás:

- Un paquete de obleas (unas 15 unidades)

- Crema de chocolate preparada o hecha por ti, dependiendo de tus gustos

- Almendras, fideos, escamas de chocolates y otros dulces para decorar la superficie

Lo primero que debes hacer es calentar la crema de chocolate en el microondas o al baño maría para que quede lo más líquida posible. A continuación, pon una oblea en el plato y úntala con el chocolate con ayuda de un cuchillo o una espátula y repite el proceso con cada oblea, apilándolas unas encima de otras. Antes de dar la última capa, aprieta bien las obleas para prensar la tarta. Finalmente, recúbrela de chocolate y adórnala a tu gusto con almendras picadas, otros frutos secos o dulces.

Tarta de obleas | NovaLife

  • Tarta de zanahoria

Las tartas de zanahoria están de moda y hay muchas modalidades. Te contamos esta receta para la que no necesitarás horno.

Para el relleno:

- 3 zanahorias medianas

- Media taza de harina

- Media taza de leche

- Media taza de azúcar

- 3 huevos

- 1 cucharada de aceite de oliva

- 1 cucharada de sal

- Canela al gusto

Para el ‘frosting’:

- 280 gramos azúcar glass

- 160 gramos de mantequilla o margarina

- 135 gramos de queso

Lo primero que debes hacer es rallar muy bien las zanahorias. A continuación, mezcla en un bol la leche, el azúcar, los huevos, el aceite, la sal y la canela y, después, ve añadiendo la harina y vuelve a mezclar. Una vez conseguida una masa homogénea, añade las zanahorias ralladas.

Tarta de Zanahoria Carrot Cake con Frosting de Queso | flooxer

Prepara una sartén con un poco de mantequilla y añade un poco de mezcla para que se cocine a fuego lento. Repite el proceso hasta que se acabe el preparado. Obtendrás distintas capas de bizcocho.

Para el ‘frosting’, mezcla todos los ingredientes hasta tener una masa homogénea. Después, sepárala en dos partes y, si quieres, añádele a una de ellas otra zanahoria rallada. Mezcla bien y ve uniendo las distintas láminas de bizcocho con esta mezcla. Cuando lo tengas listo, con el ‘frosting’ que queda, de color blanco, recubre la superficie de la tarta. ¡Listo!

Publicidad