Llega la Semana Santa y con ella los platos típicos de esta festividad entre los que se encuentran, el potaje de vigilia, las torrijas o los buñuelos de bacalao. En este vídeo te mostramos cómo hacer esta última receta tradicional a base de pescado de forma muy fácil, rápida, sin gluten y sin lactosa.

Para hacerlo necesitamos bacalao desalado, sin espinas y muy troceado. ¿Lo ideal? Que quede tan troceadito que queden tipo migas. También necesitamos, ajo, cebolla -ambos muy picadillos-, un huevo y agua. Unos ingredientes naturales y que por lo tanto no llevan ni el azúcar de la leche ni la proteína presente en algunos cereales.

Para hacer la segunda parte de la receta ya hay que tener más cuidado con los productos. Empezamos por la harina sin gluten. En este caso hemos utilizado una mezcla de panificable y harina de arroz aunque puedes utilizar un mix o la que tengas por casa ya que ahora con el confinamiento por coronavirus es más difícil ir a comprar y encontrar de todos los tipos.

También se necesita levadura química en polvo sin gluten y sin lactosa y, de forma opcional, colorante alimentario también sin el azúcar de la leche ni la proteína presente en algunos cereales.

Para terminar con aceite muy caliente, una cuchara y un plato con papel absorbente para que absorba el aceite sobrante, tienes un plato de unas 30 unidades típico, sabroso, esponjoso y apto para celíacos, sensibles al gluten e intolerantes a la lactosa.