Novalife » Recetas

NO CUESTAN NADA, Y EL MEDIO AMBIENTE LO AGRADECERÁ

Seis simples gestos que te harán generar muchos menos residuos

Probablemente no los habías puesto en práctica porque ni siquiera se te había ocurrido hacerlo, pero estos pequeños gestos que no te va a costar nada incorporar a tu día a día harán que generes muchos menos residuos y, por tanto, que estés poniendo tu granito de arena para cuidar el medio ambiente.

¿Cómo podemos ayudar a proteger el medio ambiente?

¿Cómo podemos ayudar a proteger el medio ambiente? ¿Cómo podemos ayudar a proteger el medio ambiente?

Publicidad

1- Nunca compres productos envasados en la frutería. Trata de utilizar siempre bolsas de plástico en lugar de comprar la fruta ya envasada, pues generarás muchos menos residuos. En el caso de las verduras que compres por unidades, no hace falta que las guardes en bolsas (desde un puñado de plátanos a un aguacate, un calabacín o una calabaza). Si vas al mercado, lleva tu propia bolsa y vete colocando las frutas y verduras, así evitarás utilizar más plástico del necesario.

Imagen de frutas en un supermercado | EP

2- Servilletas y paños de tela. Nadie dice que tengamos que volvernos unos talibanes, pero en la medida de lo posible conviene escoger siempre servilletas de tela (una para cada miembro de la familia con su servilletero) y paños de cocina de tela, así como bayetas, para limpiar la suciedad. Es cierto que el papel de cocina es mucho más cómodo en ocasiones, pero también mucho menos ecológico. Una vez te acostumbres a utilizar servilletas y paños de tela, no echarás de menos los otros. ¡Ya lo verás!

3- Recicla el aceite usado. Colócalo en una botella de agua de plástico y deposítalo en el punto de recogida más cercano a tu casa. Sobre todo, nunca tires el aceite por las tuberías o el inodoro.

4- Bolsas de basura biodegradables. Para empezar, acostúmbrate a llevar siempre en el bolso una bolsa de tela bien dobladita, que no ocupa nada, por si vas a comprar de camino a casa. Evitarás cargar con más bolsas de plástico de la cuenta, que luego se acaban almacenando en casa y tienes que tirar. Para la basura, trata de comprar bolsas biodegradables, que son un poquito más caras pero también más respetuosas con el medio ambiente.

5- Compra a lo grande. Trata de escoger siempre paquetes grandes en lugar de minipaquetes o minienvases, ya sean de galletas, agua, refrescos o snacks. Si haces un buen cálculo de cantidades y eres previsor, no solo harás una compra más sostenible, sino que ahorrarás dinero.

Comprando en el supermercado | iStock

6- Recicla a conciencia. Es fundamental el correcto reciclaje de las basuras en casa, tanto la orgánica como la inorgánica, el vidrio, el papel y el plástico. Organiza un sistema que sea cómodo y eficaz para reciclar tus basuras y, sobre todo, trata de reutilizar los envases en la medida de lo posible. Tratar de buscar un segundo uso de cada residuo es otra gran idea para, poco a poco, ir reduciendo el despilfarro.

7- Evita los productos desechables. Desde pajitas a papel de aluminio o vasos de plástico, hay numerosos productos más o menos habituales de nuestro día a día sin los que podríamos vivir perfectamente. Solo se trata de hacer el ejercicio correspondiente para eliminarlos y acostumbrarnos a vivir sin ellos. ¿Y si utilizas un tupper o una bolsa de tela de merienda en lugar de papel de aluminio o de plástico? Es un pequeño gesto que puede hacer mucho por el medio ambiente.

Pajitas de plástico | Agencias

Publicidad