Equipo Gourmet se ha propuesto comprobarlo. Tres personas de diferentes edades han comido de uno y otro plato y han opinado sobre su sabor y textura. El resultado no tiene desperdicio.