Cada vez más, las marcas se preocupan porque su zumo se parezca lo máximo posible a uno recién exprimido: cuentan con un mayor porcentaje de fruta y en algunos casos incluyen la pulpa. Equipo Gourmet ha querido comprobar esta semana si pese a todo somos capaces de diferenciar un zumo de naranja casero, por su sabor, su textura y su color.