SEGURO QUE NO HABÍAS OÍDO SOBRE ALGUNAS

SEGURO QUE NO HABÍAS OÍDO SOBRE ALGUNAS

¿Sabes cuáles son las principales enfermedades del aparato digestivo?

Reflujo, piedras en la vesícula, cáncer de colon... Repasamos de la mano del doctor Alberto Díez-Caballero, responsable de la Unidad de Cirugía de la Obesidad de Quirúrgica Cirujanos Asociados, el mayor grupo quirúrgico de Cataluña formado por más de 40 cirujanos asociados, cuáles son las principales afecciones del aparato digestivo y cómo se pueden tratar y prevenir.

Laura Conde | Barcelona | 28/01/2019

Los hombres se vuelven más sensibles al dolor
Los hombres se vuelven más sensibles al dolor | CC

Reflujo gastroesofágico

Consiste, a grandes rasgos, en el paso del contenido del estómago hacia el esófago, el tubo encargado de transportar los alimentos y líquidos desde la boca hasta el estómago. Es una afección muy común, que puede ser crónica o puntual, cuyos síntomas puedes paliarse con una dieta y unos hábitos adecuados. Para prevenir el reflujo, existen unas medidas básicas, "empezando por una dieta saludable y por no tener exceso de peso", señala Díez-Caballero. El doctor también recomienda otras medidas como "dormir con la cabecera de la cama ligeramente elevada, evitar las comidas excesivamente condimentadas, el alcohol, las prendas ajustadas y tratar de no acostarnos directamente tras haber tenido una comida copiosa". Si el reflujo es puntual no hay de qué preocuparse, pero cuando se cronifica el doctor recomienda recurrir a la medicación para evitar complicaciones, como una esofagitis. Cuando la medicación no es útil o la esofagitis tiene un grado importante, el mejor tratamiento es quirúrgico.

Un estómago demasiado lleno podría llegar a 'romperse'. | Max Pixel

Piedras en la vesícula

Pese a que la obesidad puede condicionar la aparición de piedras en la vesícula, Díez-Caballero asegura que dependen en gran parte "de factores genéticos". Las piedras se forman "porque la bilis que se genera en el hígado y se almacena en la vesícula tiende a cristalizar si es de mala calidad, de manera que se vuelve densa y forma piedras". En principio, cuando se tienen piedras en la vesícula y estas no dan síntomas se recomienda no actuar sobre ellas, e intentar mantener siempre unos hábitos saludables y el peso adecuado para evitar que generen complicaciones. "Solo se operan las piedras cuando ocasionan síntomas", señala el doctor, que explica que la intervención consiste en retirar la vesícula por completo.

Cáncer de colon

Es el tipo de cáncer más frecuente que, no obstante, tiene una tasa de curación bastante elevada gracias, en palabras de Díez-Caballero, "al diagnóstico precoz y a una sociedad mucho más concienciada con la necesidad de cuidarse: de someterse a chequeos, hacer deporte, mejorar la dieta, etc.". El doctor insiste en la necesidad de llevar una dieta equilibrada y saludable a la hora de prevenir en cáncer de colon, y asegura que las mejores pautas son las que establece la dieta mediterránea, con un consumo muy moderado de carnes rojas, que tienen una relación directa con esta patología. Para prevenir el cáncer de colon, el doctor recomienda analizar si existe alguna "sospecha clínica". Es conveniente someterse a un chequeo si "se detecta sangrado en las deposiciones, alteraciones en el ritmo de las deposiciones, pérdida de peso, dolor abdominal...". En este caso, es conveniente acudir a un especialista que lo más probable es que prescriba una colonoscopia, una sencilla prueba que determina la existencia de pólipos en el intestino.

Dolor de estómago | Agencias

Las personas que tienen antecedentes familiares de cáncer de colon deberían, según el doctor, realizar chequeos periódicos para determinar la existencia de pólipos, a una edad "que dependerá siempre de cuándo padeció el cáncer su familiar directo". En caso contrario, el doctor recomienda realizarse un chequeo mediante colonoscopia a partir de los 50 años. En la actualidad, la sanidad pública prescribe una revisión cada cinco años para todas aquellas personas con antecedentes familiares de cáncer de colon, y cada año si se encuentran pólipos, aunque sean benignos, que suelen extirparse en el momento de la colonoscopia.

Pese a que el doctor asegura que en principio no hay una frecuencia estándar en las deposiciones, ya que cada persona presenta un tránsito intestinal diferente, si es excesiva hay que asegurarse de no padecer un problema de inflamación intestinal y, sobre todo, prestar atención a si se producen cambios en los patrones habituales y acudir de inmediato a un profesional.

Los mas vistos

Hogarmania

Salón comedor moderno con muebles de palés

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.