Novalife » Recetas

POSTRE VERANIEGO

Receta de tarta de piña fría para los meses de verano

Postre muy fácil, rápido y sin horno que podrás hacer con muy pocos ingredientes

Publicidad

Con las altas temperaturas, no siempre apetece tomar un bizcocho. Sin embargo, hay ocasiones que merecen celebrarse con un postre dulce. Hoy os traemos una alternativa deliciosa y refrescante, que endulzará tus días de verano. ¿Lo mejor de todo? No necesita horno.

Ingredientes

-300g de galletas trituradas

-150g de mantequilla

-10g de gelatina neutra en láminas

-300ml de agua

-200ml de nata montada

-3 cucharadas de leche condensada

-480g de yogur de piña

-3 rodajas de piña en trocitos

Tarta de Piña
Tarta de Piña | Ángeles repostería Creativa

RECETA

1º LA BASE DE GALLETA

Comenzamos triturando 300g de galletas. Para ello, podemos utilizar una picadora, un robot de cocina, o a mano. La manera más fácil de hacerlo es metiendo las galletas en una bolsa de plástico pequeña y golpeandolas con algún utensilio de cocina, como por ejemplo, un mortero o un rodillo.

El siguiente paso es derretir 150g de mantequilla en el microondas hasta que esté fundida del todo. A continuación, la vertemos en un bol junto con las galletas, y mezclamos hasta que esté bien integrada.

Seguidamente, colocamos la pasta en el molde, presionando con una cuchara para que quede bien compacta. Debe cubrir bien todos los bordes del molde. Cuando lo tengamos listo, dejamos reposar en la nevera mientras preparamos el resto.

2º EL RELLENO

Para el relleno, comenzamos hidratando 10g de gelatina neutra en láminas en 300ml de agua fría, y lo dejamos reposar durante 15 minutos.

Mientras tanto, ponemos en un bol 200 ml de nata montada, 3 cucharadas de leche condensada, 480 g de yogur de piña, y tres rodajas de piña en trocitos. Removemos bien todos los ingredientes.

Una vez hidratada la gelatina, la escurrimos y en un recipiente con una cucharada de agua, la llevamos al microondas para que se derrita. Con 20 segundos es suficiente. La añadimos a la mezcla que ya teníamos preparada y la integramos muy bien estos ingredientes. Finalmente, lo volcamos en el molde que ya tenía la base de galleta preparada.

Ya solo queda decorar la tarta con rodajas de piña al gusto, y dejarla reposar en el frigorífico durante al menos 6 horas. Una vez cuajada, ¡ya está lista para disfrutar! Este plato dulce y cremoso, con el toque ácido de la piña, se convertirá en tu postre favorito de verano.

Si te hace falta algunos de los utensilios que has visto en la receta puedes adquirirlos aquí:

-Set de boles

-Moldes para tartas

-Varilla para batir

Publicidad