Esta receta sencillísima supone una vuelta de tuerca a las típicas recetas de galletas con trocitos de chocolate, y además es sencillísima de preparar y perfecta para un desayuno o merienda. Otra cualidad de estas galletas que harán las delicias de cualquier goloso es que es imposible que salgan mal: si sigues el paso a paso de la receta, y verás que es sencillísima, el resultado va a ser una cookie que quita el hipo. Sí, te lo decimos en serio: incluso los más zoquetes con el horno estarán encantados con el resultado.

Además, no vas a necesitar ingredientes de ultramar ni técnicas rocambolescas. ¡Verás como te salen unas galletas que te quitarán de las manos! ¡Buen provecho!

Seguro que te interesa...

RECETA de Bizcocho de chocolate blanco y Oreo, ¿se te ha hecho la boca agua ya?