Novalife » Recetas

No es broma

¿Quieres dormir en una casita hecha de chocolate? Ahora puedes

Si tu sueño es convertirte en Hansel y Gretel, ahora tienes la oportunidad. Hay una cabaña que se alquila en Francia y que está hecha de chocolate.

En esta casita de chocolate se duerme y se come.

Booking.com En esta casita de chocolate se duerme y se come.

Publicidad

Si hay un sueño infantil que aún nos quedaba sin cumplir es del encontrarte una casa de chocolate como les pasó a Hansel y Gretel (y sin bruja dentro, claro). ¿Quién quiere toparse con una casa con tres osos para beber sopa o alternar con 7 enanitos mineros? Mucho mejor plan es este, donde va a parar. Sin embargo, hasta ahora era un sueño inalcanzable. Hasta ahora.

Jean-Luc Decluzeau, el pastelero que ha hecho la casita. | Booking.com

Resulta que nos hemos metido a planear nuestras nuevas vacaciones y en una web de reservas nos hemos topado con una maravilla que ha hecho que nos tengamos que frotar los ojos: una cabaña hecha de chocolate. ¿Whaaaaat? Sí, la alternativa perfecta a esos días que pretendíamos reservar en Marina D' Or o en Torremolinos. Se trata de una cabaña hecha a medida y en la que se han empleado aproximadamente 1,5 toneladas de chocolate para cubrir todo, desde las paredes y el techo hasta la chimenea, el librero y hasta el estanque de los patos.

Esta OBRA MAESTRA ha sido diseñada y fabricada por el famoso chocolatero artesanal francés Jean-Luc Decluzeau. Esta cabaña de chocolate de 18 metros cuadrados, que se ubicará dentro del Museo de Sevres, tiene capacidad para cuatro personas que podrán disfrutar de una estancia acogedora y suculenta. Por supuesto, todo el mundo es libre de echar mano al reloj, al busto del compositor de turno o al jarrón decorativo para hincarles el diente.

Este es el interior de la chococabaña. | Booking.com

Además, los huéspedes también tendrán la posiblidad de participar en un taller dedicado a la creación de mini chocolates personalizados dirigidos por el propio Jean-Luc. También podrán disfrutar de una deliciosa cena y desayuno, servidos en el encantador jardín de flores de la cabaña. Todo esto por unos 50 euros por persona. ¿El problema? Que solo hay una noche disponible, la del 6 de octubre que se pondrá a la venta el próximo 26 de septiembre a partir de las 11 de la mañana, hora española. Para todos aquellos que quieran probar suerte, este es el link.

Publicidad