Novalife » Recetas

Una doctora da la clave

¿Quieres acabar con la barriga? Déjate de trucos y come esto

Las dietas descabelladas no funcionan si se trata de atacar la grasa abdominal. Pero esto sí. Y toma nota si quieres evitar la retención de líquidos

Le llaman "gordinfón" y su venganza es épica

Pixabay Le llaman "gordinfón" y su venganza es épica

Publicidad

La barriga. Sí, la barriga. Esa parte de nosotros que nos negamos a reconocer. Siempre está ahí como un tejido adiposo listo para salvarnos la vida en caso de que se produzca un apocalipsis zombie o de que un meteorito impacte contra la tierra y, sin embargo, la odiamos y deseamos que desaparezca… Lamentablemente, no hay dieta que pueda con ella y su resistencia floja y fofa. ¿O sí?

Hombres con barriga | Agencias

Kari D. Pilolla, de la Universidad de San Luis Obispo, ha escrito un artículo en el [[LINK:EXTERNO|||https://journals.lww.com/acsm-healthfitness/pages/default.aspx|||'American College of Sports Medicine’ Health & Fitness Journal']] para explicar que puede haber una solución y esa sería la de seguir una dieta ‘saludable para el corazón’ en la que haya mucha fibra y muy poca grasa saturada. Porque conviene recordar que cuanto más centímetros haya en la circunferencia de nuestra cintura, más riesgos hay de sufrir enfermedades cardíacas, diabetes y otras complicaciones variadas.

Lo que Pilolla (sí, es su apellido real) nos está diciendo es que apostemos por tomar cereales integrales, carnes magras, pescado, frutas y verduras y que rebajemos los niveles de lácteos. Junto a todo ello, un poco de ejercicio regular y ya. Y que así nuestra barriguita desaparecerá. Defiende que si apostamos por este tipo de alimentos, la curva menguará. Aquí caben el pan integral, el pollo y el pavo, el atún, el salmón... y prácticamente cualquier fruta y verdura que se nos pase por la cabeza.

Barriga | Agencias

Por supuesto, de aquí quedan excluidos los procesados, los dulces, el alcohol… Es tan fácil como seguir el sentido común y dejarse de supuestos ‘trucos’ como beber té verde hasta que nos volvamos del color de Hulk, ayunar en plan maestro yogui de la India o hacer el pino puente mientras nos tomamos el postre. Es más, Pilolla asegura que estas prácticas 'anti-barriga' no funcionan en absoluto si van acompañadas de una dieta poco saludable.

No es que Pilolla nos haya descubierto nada nuevo, pero sí que ha afinado sobre una de las partes de nuestro cuerpo a la que tenemos menos cariño. No es broma, ya que, independientemente de cuestiones como el peso o el índice de masa corporal, tener barriga es un claro síntoma de que podemos sufrir problemas de salud en el futuro. Habrá que quitarle el título de ‘curva de la felicidad’.

Publicidad