El verano es la época en la que solemos enseñar más chicha y en la que más huimos de uno de los mayores enemigos para lucir una figura ideal: la hinchazón. Sí, en efecto, nada resulta más desagradable que, coincidiendo con las altas temperaturas, a nuestro estómago le de por hacer de las suyas y se infle como un globo. Solemos echarle la culpa a la comida basura, pero lo cierto es que hay alimentos que están dentro de la dieta mediterránea y que también nos pueden jugar una mala pasada. Cuidado con estos cinco porque aunque son saludables, pueden estar hinchándonos el estómago.

Manzana | GettyImages

Manzana. Sin duda, es saludable, pero también está cargada de fructosa, que a algunas personas les cuesta digerir. A las personas que les siente mal y les provoque hinchazón siempre les cabe la posibilidad de cambiar las manzanas por frutos rojos como las moras o los arándanos, ya que no alterarán los estómagos sensibles y son mucho más fáciles de digerir. Otras opciones de fruta favorables para el estómago y que están en plena temporada son el melocotón y el melón.

agua_gas | Cocinatis

Agua con gas. Restringir el consumo de refrescos y bebidas alcohólicas es, sin duda, bueno. Eso sí, puede tener algunos efectos colaterales como es la introducción en la dieta del agua con gas, que, además, aporta ese efecto 'glamouroso' que nos seduce. Pues bien, mucho ojo con la efervescencia en el agua, que puede hacer que te sientas hinchado a medida que los gases se asientan en tu sistema digestivo, provocando una acumulación de aire. Una alternativa saludable puede ser el agua del grifo condimentada con rodajas de limón y pepino para lograr una bebida refrescante.

Zumo de Naranja | Archivo

Zumo de naranja. Lo tomamos por la mañana por el chute de vitaminas que supone, pero no siempre nos sienta bien. Le ocurre lo mismo que a la manzana: su alto contenido en fructosa puede causar hinchazón a algunas personas a las que les puede resultar difícil digerirlo. ¿Una alternativa? Cambiar el zumo por té verde, que está lleno de antioxidantes y que se ha demostrado que ayuda a la digestión.

Ensalada de pasta | www.recetasdiarias.com

Ensalada de pasta. Con el aumento de las temperaturas, se produce un cambio en nuestros hábitos alimenticios hacia recetas más fresquitas. Así ocurre con la pasta, que pasamos de tomar con salsas a preparar en ensaldas. Ojo con la que no es integral, porque los hidratos de carbono no resultan siempre tan fáciles de digerir. Esto se debe al alto contenido de azúcar que tienen y que, mezclado con la levadura, el agente de fermentación utilizado en la cocción, puede hacer que el gas se libere en el sistema digestivo y, en última instancia, cause hinchazón.

Tomates de temporada | Agencias

Tomate. Giselle Bündchen no quiere ni ver los tomates y, de hecho, los tiene prohibidos en su dieta. Esto es debido a la inflamación que causan las solanáceas a algunas personas y que puede llevarles a tener problemas digestivos. No tiene por qué ocurrir, pero si después de tomarse un delicioso gazpacho notas gases y malestar, quizá sea el momento de cambiarlo por otra sopa fría que no incluya tomate.