Seguramente van a ser muchos los que se pregunten si era necesario Hasta la Pizza, una nueva combinación entre pizza y polo que, dicen sus creadores, tiene numerosas ventajas frente a la pizza tradicional. Por ejemplo, que se puede calentar en una tostadora y estar lista para su consumo en pocos minutos, además de ser higiénica, ligera y moderadamente calórica (tiene 155 calorías por pieza). Ha sido ideada en Italia y se comercializa ya con bastante éxito en diversos países europeos, aunque todavía no ha llegado a España pese a que pudimos ver algunas muestras en la pasada edición de Alimentaria.

 

Está disponible en 4 sabores, llamados Hamlet, Rita, Pedro y Chuck. Hamlet es de prosciutto, Rita es margarita, Pedro es de Salami y Chuck es la recién incorporada versión dulce, de chocolate. La cosa no tiene, como veis, ningún misterio: Masa de pizza lista para meter en la tostadora, un palito y en el interior los ingredientes propios de una pizza. Eso sí, sin que cuelguen los trozos de queso ni se nos quede una pizca de tomate en el bigote. ¿Será lo mismo?