Novalife » Recetas

'Tostada sirena'. Así, tal cual

La nueva reina de Instagram es la 'mermaid toast'. ¿Adivinas qué es?

Dentro de la moda de cosas de comer que no parecen de comer, hoy le llega el turno a la 'mermaid toast', que es, básicamente, una tostada de color azul. ¿Os imagináis que puede llevar?

¿Adivinas qué lleva?

Instagram @vibrantandpure ¿Adivinas qué lleva?

Publicidad

¿Recuerdas cuánto tiempo le costó aceptar a tu primo que la tostada de aguacate podía ser un desayuno digno? Ha sido un proceso largo: todo empezó con la tostada de mantequilla y mermelada, luego pasó a aliñarla con tomate, aceite y sal. Finalmente, con aguacate. Y, ahora, le pides que de un paso más: un paso hacia la locura... un paso hacia la 'mermaid toast'.

Hay una norma no escrita en el mundo de la comida. Los alimentos pueden tener tonalidades muy diversas, desde el verde intenso de una lechuga fresca al rojo reventón de un tomate de Almería, pero hay una tonalidad que no está contemplada. Nos referimos al azul. Hay muy pocas cosas comestibles y que sean de color azul. Está el helado de pitufo, algunos huevos azules, el maíz azul de los mexicanos.... En fin, excepciones.

A la rica 'mermaid toast' | Instagram @vibrantandpure

Pues bien, la 'mermaid toast' es un invento de una instagramer, Adeline Waugh, que, jugando en la cocina, decidió mezclar polvo de algas azules con queso crema hecho a base de leche de almendras. El resultado parece un cuadro y convierte las anodinas tostadas del desayuno es un espectáculo en tonos pasteles. Parece más un azulejo que una tostada pero, ¿qué demonios? ¿Quién le haría ascos a, si no comérsela, ponérsela de fondo de escritorio?

Waugh comparte las imágenes en su cuenta de Instagram (@vibrantandpure) y su pasión por dar vida a las tostada ha ido más allá, con creaciones como la unicornio, en la que el queso a base de leche de almendras se tiñe con zumo de remolacha (tono rosa), espirulina (verde azulado) o cúrcuma (amarillento), dando lugar a diferentes tonalidades. ¿Que si están buenas? Ehhh... eso ya es otro cantar, además, ¿a quién le importa? Lo esencial es que estén buenas, ¿o no?

Publicidad