Novalife » Recetas

Para sobrellevar la vuelta al cole....

Los mejores menús del día de Madrid

Te traemos una selección de los restaurantes con un menú del día más apañado. ¿Quién dijo que la fórmula de primero + segundo + postre estaba pasada de moda?

Rabo de toro deshuesado en El Zorzal.

El Zorzal. Rabo de toro deshuesado en El Zorzal.

Publicidad

Dicen que la cuesta de enero es la más complicada pero, ¿qué hay de la de septiembre? Afrontar la vuelta al cole renunciando a comer fuera por aquello de ahorrar un poco puede ser terrible para un espíritu foodie, y no es bueno castigarse así después del verano. Por suerte, los menús del mediodía suavizan la aclimatación a la rutina laboral, con propuestas para todos los gustos y para todos los bolsillos. Sabores exóticos, opciones saludables, recetas de toda la vida... De lunes a viernes hay vida más allá de los platos combinados.

El tartar de salmón de El Zorzal. | EL Zorzal

El Zorzal (Santa Clara, 10). Comer como comer en casa (o mejor, según el caso) en un restaurante al que podrías ir todos los días. Iván Sáez y Ernesto Muñoz vuelven a la cocina tradicional en esta sencilla taberna de aires gastronómicos. La carta apetece, y mucho. Sus clásicas croquetas, buñuelos y ensaladilla dan paso a chipirones, callos, rabo de toro y platos de cuchara en cuanto empiece el frío, para acabar con un postre de toda la vida. El menú del día de El Zorzal cuesta 15€, se sirve de lunes a sábado a mediodía (los domingos cierra) e incluye tres primeros a elegir, dos segundos y otro par de postres también a elegir, café, pan y bebida. Además, nos ponen un aperitivo, como si comiéramos a la carta.

El pulpo, plato estrella en Bang Cook. | Bang Cook

Bang Cook (General Martínez Campos, 43). El nuevo thai de moda de Madrid nos invita a teletransportarnos desde su moderno local en Chamberí hasta el mismísimo corazón de Bangkok para disfrutar de divertidas propuestas de cocina informal y de una carta de cócteles de creación propia. Con un atractivo ambiente nocturno a cualquier hora del día, que recuerda al que se respira en Khao San Road, la calle más transitada de la capital Tailandensa, el menú de mediodía de Bang Cook consiste en un minietrante (a elegir entre siete entrantes de la carta en versión mini), un plato principal (el arroz con verduras y carne Bibimbap, la ensalada Pokay Tuna, el pollo Café de Bangkok, el wok de pescado Pik Pik Thai, la hamburguesa Kristal Thaiger, los tallarines Pad Thai o el wok de fideos de soja Hala Bala) y una bebida, por 12,50€.

Unas carrilleras al estilo thai de morirse. | Taberneros.

Taberneros (Santiago, 9). Más que menú, Taberneros tiene un plato del día de martes a viernes que con aperitivo, pan, postre y bebida, sale por 15’65€. Ubicada en el Madrid de los Austrias, esta moderna taberna con estética castiza y alma nipona, conquista con una imponente bodega vista en la que reinan los jereces y una carta viajera que nos lleva de la mano por sabores de aquí (croquetas de cocido, tigres, callos, rabo de toro a la cordobesa) y de allá (tortitas de carne mechada de puerco y salsa canalla, carrilleras de ternera al estilo thai y muchos guiños a Japón porque su cocinero, Kenji Morita, es japonés). Para el plato del día, arroces de mercado, pasta del chef, cous cous de pollo de corral, cuchara los miércoles y cocido todos los jueves del año, haga frío o calor.

Ikigai, sashimi en el menú del día. | Ikigai

Ikigai (Flor Baja, 5). El restaurante de Yong Wu Nagahira ofrece cuatro menús diarios que se suman a su propuesta de carta y degustación: tonkatsu ibérico, una variante del tradicional plato japonés, elaborado en este caso con ibérico y acompañado de arroz (13.95€), una selección de sushi variado que cambia según el día y la elección del producto (16.95€), teriyaki de pollo de corral con arroz blanco, tempura y la sopa miso (13.95€), y una tabla de sashimi variado con arroz (17.95€) ponen la nota oriental a nuestra semana, respetando la estricta composición de la cocina japonesa. De lunes a viernes a mediodía, unión de la técnica japonesa y el producto español que propone Ikigai, incluye en forma de menú de mediodía el toque personal de este joven chef internacional.

En la carta de este restaurante, buenas opciones de menú del día. | El Escondite de Villanueva

El Escondite de Villanueva (Villanueva, 26). Este restaurante marcó un antes y un después en el modelo de horario continuado que ahora tantos buscan en la capital. Desde 2001, este coqueto restaurante de la calle homónima, donde tienen cabida todo tipo de planes y cuya cocina ininterrumpida mezcla las mejores recetas caseras locales con elaboraciones de otras partes del mundo (sobre todo de Asia), continúa marcando tendencia desde el desayuno hasta la primera copa de la noche, con platos clásicos como sus croquetas crujientes de jamón y trufa blanca, sus milanesitas de pollo con salsa sweet-chili o sus míticas hamburguesas al horno de leña en pan brioche. Pensando en los oficinistas del barrio, El Escondite ofrece un menú diario de 12€ que incluye un primero, un segundo y un postre a elegir, pan y bebida, que cambia según el día a partir de platos fuera de carta para no dejar de sorprendernos.

Buenos platos en el menú del día de Ruta 77. | Ruta 77

Ruta 77 (Centro Comercial Palacio de Hielo). Por 12,50€ también se puede viajar por este babel culinario en el que confluyen sabores de todos los rincones de España y del mundo. El mercado gastronómico Ruta 77, ubicado en el centro comercial Palacio de Hielo, ha diseñado un menú de entrante, principal, postre y bebida que permite probar las distintas especialidades de sus 17 puestos gourmet. El menú Food Experience puede tomarse de lunes a viernes a mediodía en esta singular de plaza de abastos que recorre Asia Oriental (con sus especialidades al wok) y el continente americano (con platos peruanos, mexicanos y steet food neoyorquino) haciendo paradas en la vieja Europa: Bélgica, Francia, Italia y, por supuesto, España de norte a sur (desde pulpo gallego hasta frituras andaluzas) y de este a oeste (con helados y arroces valencianos o chacinas de la dehesa extremeña).

Los ricos callos con garbanzos de Gran Clavel. | Pablo Gómez Obando.

Gran Clavel (Gran Vía, 11). El restaurante, vermutería y bar de vinos Gran Clavel regresa del verano dispuesto a seguir convirtiéndose en embajada de lo madrileño a los pies de la Gran Vía. Con el firme objetivo de reivindicar la identidad gastronómica de la capital con platos, aperitivos, bebidas y ambientes castizos, La Casa de Comidas de Gran Clavel, ubicada en el hotel Iberostar Las Letras, propone un nuevo menú del día para el almuerzo de lunes a viernes con los platos más tradicionales de Madrid. Cinco primeros, cinco segundos y cinco postres a elegir por 14,50€. Los fines de semana se mantiene el menú pero se añaden otras elaboraciones y se incluye como fijo el cocido madrileño, por 19,50€. Otro plato inamovible dentro de ambos menús, en línea con la apuesta del grupo por el fomento de la pesca sostenible, es el bacalao al pil pil, certificado por MSC.

Publicidad