Novalife » Recetas

Que lo sepas...

Llevas comiendo mal los días de resaca toda tu vida

¿Vas a por una hamburguesa en cuanto te levantas de la cama? Pues que sepas que no estás haciendo lo correcto.

Ojo a lo que comes estando de resaca...

Flickr Ojo a lo que comes estando de resaca...

Publicidad

La resaca es uno de los peores estados conocidos por el ser humano, junto a ese domingo en el que tu equipo pierde 5-0 frente al eterno rival o esas noches en las que uno se va a casa con más cobras que Frank de la Jungla. Espesor mental, boca seca, dolor de cabeza, sensación de QUE VAS A MORIR (pero no), etc. Aunque lo que comamos al día siguiente no va a hacer desaparecer por arte de birlibirloque estos infames síntomas, sí que puede darnos un respiro. ¿El problema? Que llevamos alimentándonos los días post-resaca mal toda la vida. Estos son los errores más comunes.

Comedor compulsivo frente a una hamburguesa | Agencias

Comer grasaza. Hay una voz en nuestra mente que nos dice: "Vete a por un menú de hamburguesas y patatas XXL y desmáyate en el sofá. AHORA". Pues bien, si lo hubiéramos hecho la noche antes, pues estupendo, porque la grasa hubiera creado una película en nuestro hígado que nos hubiera protegido, pero ahora ya es tarde. Ese estómago revuelto que notas solo va a empeorar cuando le metas dentro comida basura. Es mejor optar por comida que tenga nutrientes y no, la burger mega super XXL no está entre esos alimentos 'healthy'. Olvida a la voz que te ha dicho eso: es la misma que anoche te impulsó a tomarte un cubata más.

Sixpack, sí, pero de cerveza... | Agencias

Beberte una cerveza. Oh, la clásica solución. "Combate al fuego con fuego", te dicen y tú coges y les haces caso. Ten en cuenta que la resaca es un síndrome de abstinencia: te has intoxicado de manera severa y, ahora, tu cuerpo pide más alcohol. Como no se lo das, se cabrea y te las hace pasar canutas... Vale, esto es una simplificación tontorrona pero seguro que lo pillas: la cerveza no va a hacer más que prolongar tu pedo de anoche y, a la larga, te encontrarás peor.

No hay ninguna bebida que sea más sana que el agua | Pixabay

No tomar agua, "porque no te entra". Esa boca como llena de cemento con la que has amanecido puede, en ocasiones, disuadirte de meter cualquier cosa dentro. Incluso agua. Es más, es posible que el agua no te entre ni a tiros porque te sepa a rayos. No es problema suyo, claro, es problema de que ayer te bebiste hasta el agua de los floreros... Tu cuerpo sufre de deshidratación severa así que sería una buena idea que bebieras la mayor cantidad de agua posible con el fin de recuperarte prontito. Es eso o hundirte en la resaca.

Café | Agencias

Un cafetito para despertar. Si tu impulso es quitarte la caraja resaquil a base de cafés, para un momento. El efecto diurético de esta bebida va a agravar tu estado de deshidratación y solo va a contibuir a que tus 24 horas después de haberte bebido todo el bar sean aún peores. Quizá notes un pequeño alivio al principio, pero será un estado pasajero que precederá a la más espantosa de las resacas. Piénsalo.

Zumo de Naranja | Archivo

Zumito de naranja. Aunque, a priori, parece la clásica opción saludable que puede hacer que la resaca se suavice, no lo es. El zumo de naranja, en este caso, es un mal aliado para tu maltrecho estómago debido al ácido del cítrico. Quizá su único efecto positivo puede ser que acabes echando fuera de tu cuerpo el alien al que ha dado forma el exceso de alcohol pero no, ya sabemos que no suena muy agradable.

Publicidad