Con un par de horas de frigorífico tienes una postre delicioso con el que tus invitados se quedarán boquiabiertos. Y no sólo ellos. Si quieres darte un capricho y tienes intolerancia a la lactosa, sensibilidad al gluten o tienes celiaquía, este postre también es para ti.

Para hacerlo necesitamos leche y nata para montar sin gluten. Ambos ingredientes tienen que ser sin lactosa ya que se tratan de productos genéricos y no tienen gluten.

También necesitas añadir a tu lista de la compra galletas María sin gluten y sin lactosa, al igual que caramelo líquido y cuajada en polvo.

El azúcar blanco es un producto natural sin gluten y sin lactosa, así que con este producto no te tienes que volver loco para interpretar el etiquetado.

Y por último, unos minutos de cocción y un par de horitas de nevera para degustar este delicioso postre de galletas María y caramelo sin gluten y sin lactosa.