Los helados son un 'must' del verano y si pueden ser de un sabor diferente a los típicos de fresa, vainilla y chocolate ¡pues mucho mejor! Por eso en este vídeo te enseñamos a hacer un helado de cheesecake para salir de lo tradicional.

Solo necesitamos nata para montar, leche y queso en crema sin lactosa. Tres ingredientes que hay que buscar sólo sin el azúcar de la leche ya que son productos genéricos y por su naturaleza no llevan gluten. Así que no te vuelvas loco buscando la proteína presente en algunos cereales en la etiqueta porque estos productos no llevan.

Para darle el toque de tarta de queso, necesitamos galletas tipo María y mermelada de fresa o frutos rojos, ambos ingredientes sin gluten y sin lactosa. En este caso la mermelada que hemos utilizado es casera -utilizando la misma medida de fresas naturales por la misma medida de azúcar-.

Por último, con azúcar, un molde y unas seis horas de congelador, tenemos un helado irresistible. Aunque si quieres otros sabores, te recomendamos hacer helado de sándwich de galletas María o el típico de chocolate que nunca falla.