NUNCA TE ABURRIRÁS DE ELLAS

NUNCA TE ABURRIRÁS DE ELLAS

¿Hoy empiezas dieta? Toma nota de estas ideas para tus ensaladas

Te has puesto a dieta y sabes que te va a ocurrir lo mismo de siempre: al tercer día vas a aburrirte de la verdura hervida y de la ensalada de lechuga y tomate. Pues eso es porque quieres, ya que hay mil maneras de cocinar las verduras y otras tantas de prepararte sorprendentes ensaladas. Empecemos por este último punto.

Novalife | Barcelona | 14/01/2019

1- ¡Legumbres al poder!

Trucos para cocinar las legumbres y que no den gases | G+J

Garbanzos, lentejas, judías blancas... Ya puedes empezar a utilizarlos como base para prepararte deliciosas ensaladas. La ventaja de las legumbres no solo es que están buenas y son altamente nutritivas, sino que además serán ideales para tus fines de adelgazar, ya que son altamente saciantes. Tienen hierro, vitaminas, proteínas y minerales, además de mucha fibra, que mejorará el tránsito intestinal. ¿Alguna idea? Utiliza una base de lentejas con pimiento rojo y tomate cortados en daditos (no olvides que ambos tienen mucha vitamina C, que ayuda a fijar el hierro), cebolleta, rabanitos y una vinagreta a base de aceite de oliva virgen extra y un toque de lima. Espectacular. No necesitarás segundo plato.

2- Apuesta por la quinoa

Quinoa con trigueros, cebolleta y pimiento rojo | agencias

También es una gran base para ensaladas, pues puede combinarse con cualquier alimento dado su sabor neutro. La quinoa tiene, además, múltiples nutrientes, entre ellos mucha fibra e hidratos de carbono de absorción lenta, que nos mantendrán saciados y mantendrán los índices de glucosa estables. ¿Qué tal si la combinas con unos daditos de atún (no olvides congelarlos antes), brotes de soja, remolacha y espárragos verdes (para añadirlos, bastará con hervirlos unos minutos y dejarlos enfriar?). Tendrás un plato facilísimo de hacer y muy sofisticado.

3- Dale una oportunidad al tofu

Poke de tofu especiado y arroz salvaje | Hogarmanía

Si sueles comer poca proteína, especialmente en estos días en que tu plan es darle al verde, una buena manera de garantizar su consumo es apostar por el tofu, que, si lo comemos crudo, funcionará estupendamente en una ensalada verde, casi del mismo modo que si fuese queso de Burgos. Córtalo en daditos y añádele a tus ensaladas, asegurándote siempre de preparar una vinagreta bien sabrosa que realce su discretísimo sabor.

4- Crea nuevas vinagretas

Vinagreta de chalotas y pistachos | Bárbara Amorós

El clásico aliño de aceite de oliva virgen extra con un toque de vinagre acaba cansando a todo el mundo. Apuesta por elaborar las más variopintas vinagretas añadiendo todo tipo de vinagres (Módena, manzana, Jerez) y apostando por ingredientes como los cítricos o la miel, además de especias de todo tipo, siempre sin mezclar demasiado y sin abusar, para que no enmascaren el sabor de la vinagreta.

5- Apuesta por los aceites de sabores

En el aceite de oliva también hay diferentes calidades. | Pixabay

Los venden hechos, pero también puedes prepararlos tú en casa, ya que es facilísimo. Sigue el paso a paso y utiliza cualquier ingrediente: puedes hacer aceite de romero, orégano o albahaca (ideal para esas ensaladas capreses) o apostar por aceites de frutos secos o incluso limón. Son muy fáciles de hacer y cambiarán totalmente el estilo de una ensalada.

6- Verduras a tutiplén

Cocina con Bruno | antena3.com

Estamos acostumbrados a que las bases de nuestras ensaladas sean siempre lechugas o escarolas, o incluso brotes diversos, y olvidamos que las verduras pueden comerse en ensalada con excelentes resultados. Hay que tener en cuenta que, exceptuando la berenjena, la alcachofa y alguna más, casi todas las verduras pueden comerse crudas, de manera que podemos añadirlas tal cual a nuestras ensaladas (la acelga y la espinaca funcionan de maravilla, por ejemplo) o darles un ligero golpe de fuego (coliflor, brócoli, col...). Utilízalas como base de tus más variadas ensaladas y combínalas con todo tipo de ingredientes, desde daditos de pollo a pescados ahumados o algún queso poco calórico.

7- Sí a los frutos secos

Frutos secos | clinicaunionmedica.com

Olvida eso que has oído toda la vida de que engordan mucho y echa un pequeño puñadito a tus ensaladas. Es cierto que los frutos secos son altamente calóricos, pero también lo es que son muy saciantes y nutritivos, de manera que su consumo es más que recomendable incluso cuando queremos perder peso, siempre que lo hagamos de forma moderada. Si tienes un mix de frutos secos variados, tus ensaladas tendrán, además un toque muchísimo más divertido. Otra opción es triturarlos y añadirlos directamente a tus vinagretas.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.