Novalife » Recetas

Y no, no puedes hacer nada

Hay miles de millones de microbios y bacterias en los alimentos que comes a diario

Atención, tiquismiquis del mundo, hay malas noticias para vosotros: da igual lo que lavéis platos y cubiertos, siempre habrá pequeños microseres vivos en vuestra comida.

Bacterias en el queso...

Pixabay Bacterias en el queso...

Publicidad

¿Sois de esos que repasáis obsesivamente los cubiertos que os ponen en la mesa? ¿Acaso formáis parte de esa masa de melindrosos que inspeccionan cada milímetro cuadrado de un plato en busca de motas de polvo? Pues tenemos un pequeño problema entre manos: resulta que en vuestro día a día alimenticio anidan millones de microbios y bacterias... y eso no es necesariamente malo.

El estudio, elaborado por expertos de la Universidad de California-Davis y publicado por la revista Peer J, refleja que el plan de comidas (equilibrado, se supone) recomendado por el Departamento de Agricultura incluye, aproximadamente, 1.300 millones de bacterias y microbios cada día. Por su parte, la dieta vegana alberga una cantidad más modesta de 6 millones de criaturas y, ojo, al dato, una opción basada en 'fast food' unos ínfimos 1,4 millones de bacterias. Sorprendente, ¿verdad? Lo que ocurre es que, en la dieta más completa de las tres se incluyen yogures o quesos que pueden contener probióticos y que multiplican de manera significativa la cantidad de bacterias.

yogur | Cocinatis

Antes de que os alarméis, vamos a hacernos una sencilla pregunta: ¿Qué impacto tiene la ingesta de estos millones de bichitos en nuestro cuerpo? Los hallazgos del estudio no permiten saber exactamente, aunque hay sospechas de que una parte importante de ellos pueden integrarse en nuestro microbioma intestinal, aunque la hran mayoría de criaturas que llegan a nuestro estomago sufren una rápida (y brutal) muerte en contacto con los ácidos del estómago. Yecks. Los efectos positivos y renovadores de los probióticos y prebióticos en nuestra flora intestinal están fuera de toda duda, pero aún hay dudas sobre qué pasa con el resto.

Por ejemplo, en una hamburguesa con patatas fritas y refresco medianos no solo hay 1.070 calorías, 64 gramos de azúcar, 43 gramos de grasa y 1.150 miligramos de sodio, sino que también estamos tomando alrededor de 238.000 microbios, en su gran mayoría bacterias, pero con una importante presencia de levaduras y de moho también. Sin embargo, toca relajarse porque, como ya hemos visto, poco o nada se puede hacer y, por otro lado, parece que no están teniendo un impacto (demasiado) negativo en nuestra salud.

Publicidad