ANTES, DURANTE Y DESPUÉS

ANTES, DURANTE Y DESPUÉS

¿Te has puesto a tope con el gimnasio? Esto es lo que tienes que comer

Sí, ya lo sabemos. Entre los planes para el año nuevo has incluido apuntarte al gimnasio. En fin… Vamos a pensar que vas a cumplirlo y que te vas a poner en forma definitivamente. Pero no creas que solo con correr, nadar, hacer zumba o levantar pesas estará todo hecho. Alimentarse bien y descansar son también básicos. Y como este es un blog gastronómico, te daremos algunos consejos generales para que no arruines en casa todo el trabajo y el sudor que has derrochado en la ‘oficina’ (o sea, en el gym). Nos los ha recomendado Blanca Esteve, nutricionista, dietista y tecnóloga de los alimentos y directora de Aleanutri, asesoría y consultoría en seguridad alimentaria y nutrición, que nos explica que lo importante, seas deportista o no, es mantener una dieta equilibrada y variada.

Gastronomistas | Barcelona | 11/01/2019

Para que des el callo en el gimnasio, necesitarás cargarte antes de energía ingiriendo “hidratos de carbono y otros alimentos ricos en calorías, con buenas calidades proteicas y alto contenido en grasas polinsaturadas/insaturadas”. Un puñado de frutos secos, por ejemplo, son ideales para los que corran en la cinta: “Piñones y almendras son los más energéticos”, recuerda.

Almendras tostadas... al microondas. | Cocinatis

Los hidratos de carbono que contienen la pasta, el arroz, el pan y la patata aportan glucosa, que es nuestro combustible, el que guardan los músculos en forma de glucógeno. “Nuestro cuerpo siempre debe disponer de reservas energéticas para poderlas usar cuando sean necesarias. Para evitar la fatiga, esta energía no puede terminarse nunca”.

Por eso es importante ir tomando algo durante el ejercicio: “Sobre todo antes de notar la fatiga para que la recuperación energética sea buena”. En este sentido, Esteve recomienda barritas energéticas que mezclan cereales (hidratos de carbono complejos), frutos secos y un azúcar simple, como la miel, que aporta la energía rápida. “La combinación de los cereales con los frutos secos -explica- son una fuente energética muy potente, unas proteínas completas de alta calidad, un buen contenido en fibra y un contenido rico en grasas saludables”.

Barritas de muesli | Flickr

Ya has llegado al gimnasio con la reserva de energía a tope. Ya vas comiendo algo durante el ejercicio. Pero no olvides hidratarte “antes, durante y después de la actividad física”, puntualiza la nutricionista. “No solo con agua, porque con el sudor se pierden sales minerales, lo que haría disminuir nuestro rendimiento deportivo y aparecer la fatiga”. De ahí que vayan de perlas las bebidas isotónicas, que también llevan azúcar. “Pero también aspartamo, que hace aumentar la sed”, avisa la experta.

Bebidas isotónicas | agencias

Y cuando llegamos a casa, ¿qué tomamos, además de beber? Pues según la hora que sea. Si es por la mañana, un segundo desayuno a base de leche desnatada o yogur, una fruta, frutos secos, cereales integrales… Y si es por la noche, una cena ligera a base de ensalada, arroz, frutos secos, verduras, pescados o carne blanca a la plancha.

Ensalada de Pollo y Piña | Súper Fácil y Deliciosa | Flooxer

Y para rematar el entrenamiento, a descansar. Y hasta el día siguiente, que te espera otro día en la ‘oficina’.

Los mas vistos

Hogarmania

Decoración con madera reflotada o driftwood

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.