¡Ay los guisos! Esos platos de cuchara que tanto odiamos cuando somos pequeños y con los que se nos saltan las lágrimas cuando los olemos al estar lejos de casa. Si quieres saber cómo hacerlos más espesos sin tener que añadirles nada, no te pierdas el truco que te contamos en el tutorial.

Los guisos nos aportan un alto valor nutricional ya que combinan todo lo necesario para una correcta alimentación: Legumbres, carne o pescado y verduras. Si bien es cierto que debemos llevar cuidado con la cantidad de sal y de grasas que añadimos a estos, sobre todo si estamos haciendo dieta o padecemos alguna enfermedad como la hipertensión.

Uno de los motivos que más nos echa para atrás a la hora de prepararlos es que, a simple vista, puede parecer que su elaboración es muy compleja y a la que hay que dedicarle mucho tiempo. Sin embargo, si tienes una olla exprés sólo tienes que poner los ingredientes dentro, cerrarla y listo.

El quebradero de cabeza llega cuando lo pruebas y descubres que no le has cogido de todo el punto: un día te sale más aguado porque te has pasado con el caldo y otro te quedas corto y como resultado tienes un engrudo incomible en tu plato.

Cocido, lentejas, fabada, ternera estofada, potaje… Si no terminan de quedarte como los de tu madre o tus abuelas, no te preocupes, es cuestión de práctica. Mientras tanto, en Nova Life tenemos un pequeño truquito que puede venirte muy bien: espesa tus platos de cuchara sin tener que añadir productos al mismo con este truco que te mostramos en el vídeo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

La clave para que la tortilla francesa quede perfecta

Cocinar sin calor: recetas sencillas y riquísimas sin utilizar fuego