Novalife » Recetas

RECETA DULCE

La forma más rápida de preparar una Tarta de Santiago con muy pocos ingredientes

Te enseñamos a cocinar la Tarta de Santiago o Torta Compostelana para los amantes de las almendras.

Publicidad

La Tarta de Santiago es una de las más conocidas en España y, por supuesto, en Galicia. Este postre, además de delicioso, resulta muy sencillo de hacer, pues solo serán necesarios tres ingredientes principales. Te enseñamos a hacerla paso a paso.

INGREDIENTES:

250 gr. de almendras molidas

250 gr. de azúcar

5 huevos

2 cucharaditas de canela molida

Ralladura de un limón

Azúcar glas

RECETA:

Comienza la receta moliendo 250 gr. de almendras, si es que no están ya trituradas. A continuación, añade 250 gr. de azúcar y los cinco huevos. Incluye también dos cucharaditas de canela molida y la ralladura de un limón entero. Remueve bien todos los ingredientes hasta que queden bien incorporados, y vierte la mezcla a un molde redondo.

Introduce la tarta en el horno y cocínala a 180º durante 30 minutos con calor tanto arriba como abajo. Una vez esté lista, aparta la tarta del molde y pon encima una plantilla de la Cruz de Santiago. Espolvorea toda la tarta con azúcar glas hasta que quede bien cubierta y retira con cuidado la plantilla de la cruz para que quede la marca.

Ya tendrás preparada la tradicional Tarta de Santiago casera.

Consejos a tener en cuenta

Además de seguir los pasos del vídeo, hay una serie de consejos que puedes tener en cuenta para que la Tarta de Santiago te salga aún mejor.

  • Si compras las almendras enteras y crudas para, posteriormente, molerlas y tostarlas justo antes de hacer la tarta, el sabor se potenciará y aprovecharás aún más el aroma de la almendra.
  • Añadiendo un poco de licor, como el orujo de hierbas, a la mezcla antes de meterla al horno, conseguirás que la tarta sea más esponjosa.
  • Utiliza un azúcar glass antihumedad para que la tarta aguante bien decorada, de lo contrario, el bizcocho absorberá el azúcar y probablemente se endulce demasiado.
  • Preferiblemente, haz una tarta no muy gruesa, pues podrás saborearla mejor y no te resultará tan pesada.

La Tarta de Santiago es un postre tradicional del que no se conoce su origen. La primera receta que hace referencia a esta tarta data del año 1577, aunque entonces era denominada como “Torta Real”. No es hasta 1838 cuando la receta de la Tarta de Santiago comienza a extenderse por los cuadernos de recetas, gracias a Luis Bartolomé de Leybar.

Sin embargo, la característica cruz de azúcar glass no comenzó a adornar la Tarta de Santiago hasta 1924, cuando José Moracuando, fundador de Casa Moracuando, lo hizo por primera vez. Posteriormente, esta tendencia se extendió por toda Galicia, conformando la Tarta de Santiago tal y como la conocemos hoy.

Publicidad