Novalife » Recetas

Los científicos solo lo constatan, porque aún no se ha descubierto si su efecto es nocivo para la salud humana

Ojo a lo que ha descubierto este estudio sobre los mejillones

Hay 70 micropartículas de plástico por cada 100 gramos de mejillones analizados. Eso sí, solo se refiere a los del Reino Unido

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Te encantan. Lo sabemos. Da igual que sean a la vinagreta, a la escocesa, empanados y fritos para dar lugar a unos irresistibles 'tigres'... Sí, los mejillones son unos clásicos del verano a los que no queremos renunciar. Sin embargo, un estudio científico acaba de publicar los resultados de una investigación descorazonadora y que habla muy a las claras de cuán contaminado está el mar. Científicos de la Universidad de Hull y la Universidad de Brunel han manifestado que los mejillones del mercado inglés están llenitos de plástico.

Los mejillones del Delta del Ebro. | Cocinatis

Para llevar a cabo su investigación, analizaron muestras de mejillones salvajes de ocho localidades costeras británicas y también mejillones comprados en ocho supermercados. Algunos de los bivalvos no eran locales sino que procedían de mercados exteriores y habían sido importados. La investigación encontró que por cada 100 gramos de mejillones que se comen, se estima que también se toman 70 pedazos de pequeños desechos. Estos residuos contaminantes estaban formados por microplásticos y otros desechos humanos, como el algodón y el rayón. Su presencia era significativa y generalizada.

El estudio, publicado en la revista 'Environmental Pollution', refleja, sin embargo, que se necesitará más trabajo para comprender las implicaciones para la salud del consumo de estos productos del mar. Hay que entender que los mejillones se alimentan filtrando el agua de mar y, por tanto, todo lo que pueda estar allí pasa a su organismo y, del mismo modo, acaba pasando al nuestro. Los investigadores no ponen la mano en el fuego sobre si esto puede ser un riesgo o no para nuestro cuerpo. Eso sí, los mejillones procedentes de acuicultura acumulaban menos residuos al tener una alimentación más controlada. Del mismo modo, en los mejillones congelados se encontraron incluso más residuos.

La receta de Arguiñano | antena3.com

El estudio confirma, eso sí, la ubicuidad de los microplásticos en el medio ambiente. Estas partículas se encuentran en muchos productos alimenticios, pero no solo en pescados y mariscos. Hay investigaciones que concluyen que las micropartículas de plástico también pueden terminar en el agua potable e incluso en el aire que respiramos. Los expertos coinciden en señalar que faltan datos para ver cómo esto puede afectar a nuestra salud en el medio y largo plazo.

Publicidad