La fiesta de Halloween cada año va ganando más adeptos en nuestro país. Quizá todavía no esté muy extendida la costumbre en España de que los niños toquen a tu puerta para pedir caramelos, sin embargo, si en tu barrio esta costumbre ya ha llegado o quieres repartir dulces entre tus niños o los de tus allegados te proponemos una idea muy divertida y malvada al mismo tiempo. Eso si, te advertimos que después los más pequeños de la casa pueden llegar a odiarte.

Desde las zonas donde esta fiesta si se celebra vemos como algunas personas ya se están preparando para dar caramelos y dulces a los niños que NO les caen muy bien. ¿Qué tal unas coles de Bruselas recubiertas de chocolate? A simple vista parece un bombón de chocolate... pero la realidad tras probarlo será mucho más amarga.