Novalife » Recetas

¿Mito o verdad verdadera?

Dudas de toda la vida: ¿se puede beber alcohol mientras tomas antiobióticos?

Lo llevamos oyendo toda la vida como una de esas verdades que hay que acatar. ¿Cierto o no?

Una mujer ante un vaso con alcohol

Archivo Una mujer ante un vaso con alcohol

Publicidad

Es, posiblemente, la clásica máxima que nunca hemos escuchado de voz de un médico, pero que, al mismo tiempo, suena científica cien por cien. La hemos escuchado en labios de nuestros padres, abuelos o familiares más cercanos en plan "estás resfriado y tomando medicamentos, así que nada de beber". Claro, el problema suele ser que siempre hay alguna excusa para tomar unas cervecitas y, de repente, nos planteamos ¿es esto cierto o solo una maniobra de nuestros parientes para empujarnos hacia la sobriedad? Buena pregunta.

Cuidado con el alcohol | Alexas_Fotos en flickr cc

El servicio de salud británico, que sabe como se las gastan sus ciudadanos, tiene la respuesta. Y, atención, porque no es tan blanco o negro como parece. Lo que dice el NHS (National Health Service) es que es sensato evitar el consumo de alcohol cuando estamos tomando medicamentos o nos sentimos mal. Pero también que es poco probable que beber alcohol con moderación cause problemas serios si lo que uno está tomando es alguno de los antibióticos comunes. Asimismo, recuerdan que para reducir los riesgos de salud asociados con el consumo de alcohol, se aconseja a hombres y mujeres no beber regularmente más de 14 unidades por semana. Manga ancha, por tanto, en Reino Unido.

Eso sí, hay antibóticos con los que hay que tener un cuidado extra y no pasarse. Es el caso del metronidazol, utilizado a veces se usa para limpiar infecciones dentales o vaginales o para limpiar úlceras infectadas. Y, por otro lado, estaría el tinidazol, que se emplea para para tratar muchas de las mismas infecciones que el metronidazol, y también para ayudar a eliminar las bacterias llamadas helicobacter pylori del intestino. Mezclado con estos dos medicamentos, los síntomas de la posible reacción pueden ser sensación de malestar

Medicamentos | Fundación Antena 3

El alcohol puede causar una reacción grave cuando se combina con estos medicamentos. Los síntomas de esta reacción pueden incluir: sentir malestar, dolor de barriga, sofocos, arritmias, dolor de estómago, mareo, pereza... Incluso después de haber dejado de tomarlos, hay que seguir evitando el consumo de alcohol durante al menos 72 horas. Esto incluye las bebidas alcohólicas, pero también productos como el enjuague bucal, por lo que conviene estar atento a sus componentes.

Al mismo tiempo, hay otros antibióticos como el linezolid, que también puede interactuar con bebidas alcohólicas como vino o cerveza. Respecto al resto de los antibióticos, hay que aclarar que pueden producir gran variedad de efectos secundarios como causar mareos o algún tipo de reacción y que el alcohol puede agravarlos. Esto es ampliable a todos los medicamentos sean antibióticos o no, y se resume en un último mensaje del NHS: lo mejor es evitar tomar alcohol cuando uno se siente mal, ya que podemos llegarnos a sentir peor. Y eso es precisamente lo que no queremos, ¿verdad?

Publicidad