Novalife » Recetas

EFECTIVA, PERO DESACONSEJABLE

La dieta del metabolismo acelerado, el último invento que viene de Hollywood

Deberíamos haber titulado este artículo 'por qué no deberías hacer la dieta del metabolismo acelerado', ya que, como la mayoría de las dietas milagro que aparecen como setas en nuestras vidas, es un auténtico despropósito. Te contamos por qué.

Las dietas de las celebrities de Hollywood

Marie Claire Las dietas de las celebrities de Hollywood

Publicidad

La nutricionista Haylie Pomroy revolucionó el mundo de las dietas milagro cuando, allá en 2013, publicó el que pronto se convirtió en un best seller: La dieta del metabolismo acelerado. En España lo publicó Grijalbo con el mismo resultado: miles y miles de personas se entregaron en cuerpo y alma a acelerar su metabolismo y perder peso de forma rápida y efectiva, sin contar calorías y sin pasar hambre. Y es cierto que la dieta funciona, y que se encuentra bien lejos de aquéllas que nos obligan a pesar tristes hojas de lechuga, pero también lo es que esto no significa por fuerza que sea una dieta recomendable.

Este régimen está viviendo un nuevo boom este año porque diversas celebrities de Hollywood se han declarado fervientes seguidoras y han mostrado al mundo con orgullo sus envidiables resultados. Jennifer López es una de ellas, aunque también Robert Downey Jr se declara fan. A grandes rasgos la dieta debe realizarse durante cuatro semanas, y cada semana debe partirse en tres fases.

En la primera de ellas (lunes y martes) se comen sobre todo carbohidratos y, en menor medida, algo de proteína, con el objetivo, asegura el libro, de lograr algo tan etéreo como acelerar el metabolismo y que nuestro cuerpo queme a mayor velocidad. En la siguiente fase (miércoles y jueves) se comen proteínas y verdura en cantidades abundantes, mientras que en la tercera (de viernes a domingo), se ingieren proteínas, hidratos de carbono complejos y grasas saludables. Y así sucesivamente durante cuatro semanas completas.

Jennifer Lopez | Celebrities.es

La dieta prohíbe terminantemente algunos alimentos, desde la cafeína a la teína, los lácteos, el trigo o el maíz. Algunos usuarios se quejan precisamente de que los días en que hay que primar los carbohidratos resulta especialmente complicado no ingerir productos que contengan trigo y maíz. Los azúcares y las grasas también están totalmente prohibidos, y se aconseja el consumo de stevia para endulzar. Se recomienda, además, comer cada tres horas, aunque alguno de los snacks que se prescriben son, por ejemplo, cuatro claras de huevo sin nada más. Y otro punto importante: que los alimentos sean, en la medida de lo posible, orgánicos.

Los puntos fuertes de la dieta son, según su creadora y sus seguidores, que se puede comer de todo, que no interfiere excesivamente en la vida y que, oh milagro, cuanto más se come más se adelgaza. Aunque lo cierto es que cuando uno echa un vistazo a las recetas, las cantidades de alimentos están bastante racionadas, ya que un desayuno a base de un puñadito pequeño de avena y una manzana tampoco es lo que más sacie al personal. Por otra parte, cada fase tiene alimentos prohibidos, lo que puede incrementar la ansiedad y el deseo de comerlos en el día en que no tocan. No es la peor de las dietas, afirma la comunidad médica, pero tampoco conviene seguirlas.

Pasta con remolacha, queso y langostinos | nova.atresmedia.com

¿Por qué? Los argumentos son perogrulladas, pero conviene repetirlos. En primer lugar, se pierde peso rápido, lo que contribuye al efecto yoyó cuando se abandona la dieta. Y por el otro se basa en la agrupación y prohibición de alimentos, algo que contraviene lo que debe ser una dieta saludable. Se trata, al fin, de comer de todo (exceptuando, obviamente, grasas saturadas, azúcares refinados y productos excesivamente procesados), en pocas cantidades, hacer ejercicio y tener unos hábitos saludables.

Y, sobre todo, conviene perder peso lentamente, porque es la mejor manera de asegurar que esos kilos se vayan para siempre. De hecho, el peso debería perderse a la misma velocidad que se ha ganado. Ni más ni menos. Y eso, con esta dieta milagro y otras de similares características, no ocurre.

Publicidad