¿Quién no se ha tomado alguna vez un Petit Suisse de fresa? Siendo pequeño ¡seguro! y de mayor también, ya sea por capricho, por recordar cuando eras niño o porque te gusta tenerlo en la nevera como postre. En este vídeo te enseñamos a hacerlo casero, con fresas naturales y también sin gluten y sin lactosa.

Para ello necesitamos leche, nata para montar con más de un 35% de materia grasa y queso en crema, todo sin lactosa ya que los tres son productos genéricos y por lo tanto por su naturaleza no lleva la proteína presente en algunos cereales.

También vamos a utilizar gelatina neutra en polvo sin gluten y sin lactosa, azúcar blanco y por supuesto ¡fresas! Una fruta que está de temporada todavía así que ¿por qué no vamos a aprovecharla?

Con estos ingredientes y las medidas que te damos en la vIdeoreceta puedes hacer unos cinco o seis vasitos de 125 mililitros. Puedes echarlos en vasitos de cristal que tengas de yogurt o en tarrinas parecidas a las del producto original que se pueden comprar en Internet.