Novalife » Recetas

Pierdes dos y ganas cuatro

Cómo evitar el efecto rebote en las dietas

A todos nos ha pasado: de repente, abandonas la dieta hipocalórica que estabas siguiendo y ganas los kilos que ya habías perdido y alguno más de regalo. Es el llamado "efecto rebote". Te contamos cómo evitarlo.

Esos kilos perdidos... pueden volver multiplicados.

Pixabay Esos kilos perdidos... pueden volver multiplicados.

Publicidad

El día en el que uno abandona una dieta estricta puede ser uno de los más felices de su existencia... o el inicio de un via crucis en el que no solo vuelven aquellos kilillos que ya creías abandonados, sino alguno más de propina... Ay, es el llamado "efecto rebote". Para aprender a evitarlo, la doctora María Domínguez Amaro, de la clínica Feel Good de Madrid y autora del tratamiento de pérdida de peso patentado como "la dieta definitiva", nos da algunas claves.

Pero primero, vamos a ver qué es el "efecto rebote" exactamente. Cuando sometemos al cuerpo a dietas hipocalóricas le estamos obligando a poner en marcha sus recursos para sobrevivir y cuando dejamos esas dietas, el organismo almacena y genera reservas para una próxima situación de escasez. Esto hará que se recuperen esos kilos perdidos e incluso alguno más. No debemos, por tanto, centrarnos en hacer dietas hipocalóricas buscando una pérdida rápida de peso a través del ayuno, ya que someten al cuerpo a un estrés perjudicial para la salud y que, a la larga, conllevan la recuperación del peso perdido.

Por eso, la doctora Domínguez Amaro nos explica cuatro claves que nos pueden ayudar a evitar ese temido efecto rebote:

- Asesorarse siempre con un médico y olvidarnos de las dietas milagro y dietas hipocalóricas que a largo plazo solo nos traerán problemas de salud sin obtener los resultados que queremos.

- Hacer una dieta basada en hábitos de vida saludables que se pueda mantener de por vida y así no tener que hacer dietas estrictas nunca más.

- Tener una pérdida de peso progresiva con una alimentación variada en la que estén incluidos todos los grupos de alimentos sin excepción.

- Introducir desde el inicio y no abandonar nunca la práctica de algún tipo de ejercicio físico, siempre teniendo en cuenta la edad, el sexo, los gustos personales y siendo cuidadoso por si existen algunas patologías que nos impidan desarrollar alguna actividad deportiva.

Además, la doctora Domínguez Amaro señala: "Tenemos que tener especial cuidado si queremos ponernos a dieta, porque no todas van a encajar con nuestras necesidades. Además, tenemos que tener muy claro que ponerse a dieta no es ningún juego, siempre tenemos que seguir un control médico para supervisar que nuestro organismo está ingiriendo todos los nutrientes que necesitamos. Además, si probamos dietas inadecuadas y las dejamos, retomaremos nuestro peso inicial y en muchos casos, lo superaremos".

Publicidad